Por la sostenibilidad en la Industria del Cemento: Ecuador traza su hoja de ruta hacia la descarbonización

La industria cementera ecuatoriana es responsable de menos del 7 % de las emisiones de CO2 (a escala nacional, cada año), y consciente de ello, ha anunciado una iniciativa ambiciosa para mitigar este aspecto, y contribuir al desarrollo sostenible del país. Este documento ha sido trabajado durante un año entre el Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (INECYC), la Federación Interamericana del Cemento (FICEM), y las industrias ecuatorianas del rubro.

En Ecuador, el total de emisiones de CO₂ cada año bordea los 40 millones de toneladas. De esa cifra, el cemento representa menos del 7 %, un valor inferior al promedio mundial en el sector. Desde hace más de 20 años, Ecuador ha realizado un trabajo sostenido con el objetivo de reducir las emisiones de carbono, en alineación con los acuerdos internacionales como el de Río de Janeiro.

La industria del cemento es esencial para el crecimiento de los países. La brecha de consumo per cápita entre países desarrollados y en vías de desarrollo destaca la necesidad de un progreso bajo en carbono: en nuestro país, el consumo estimado de cemento por habitante es de 360 kg cada año, en línea con la media latinoamericana, pero muy por debajo del promedio mundial (500 kg).

El reflejo de las cifras de consumo es, además, palpable en cuanto a calidad de infraestructura (edificios, redes viales, etc), y esta brecha es una de las características esenciales que diferencian a los países de Primer y Tercer mundo.

En ese contexto, se ha trabajado la “Hoja de Ruta Ecuador-FICEM: Hacia una economía baja en carbono”, un documento que marca el rumbo a la descarbonización total de la industria cementera hasta 2050. Esta Hoja de Ruta ya se implementa en el 80 % de países de Latinoamérica, y Ecuador es parte de esta iniciativa, que tiene como objetivo prioritario lograr, hasta 2030, que cada tonelada de cemento no tenga emisiones de CO₂ mayores a los 520 kg.

La implementación de la “Hoja de Ruta Ecuador-FICEM: Hacia una economía baja en carbono”, ocurre en un contexto marcado por el positivismo: en Ecuador, los porcentajes de clínker están 10 puntos debajo de la media mundial, por ejemplo, y el 14 % de la energía térmica que se usa en los hornos viene de fuentes sostenibles; en consecuencia, el país tiene casi un 9 % menos que el promedio mundial de emisiones en la industria de cemento.

El lanzamiento oficial de la “Hoja de Ruta Ecuador-FICEM: Hacia una economía baja en carbono”, iniciativa de INECYC con el respaldo de FICEM y de las empresas del sector, se llevó a cabo el jueves 21 de marzo de 2024, a las 08h30 en el Swissötel Quito, y contó con la participación de autoridades ministeriales, representantes de la academia y otros actores de cooperación público-privada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *