La cumbre APEC estaba programada del 11 y el 17 de noviembre próximos; mientras que la conferencia contra el cambio climático COP25 del 3 al 12 de diciembre.

“Esta es una decisión muy difícil, que nos ha causado mucho dolor porque entendemos la importancia que significa APEC y la COP para Chile y el mundo”, expresó el presidente Sebastián Píñera.

Y se disculpó al plantear que “un Presidente siempre tiene que poner por delante a sus propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración”. 

Horas antes, se había dado a conocer la noticia de que el presidente ruso, Vladímir Putin, no asistiría a la APEC, lo que afectó también las expectativas.

Además, 40 eurodiputados plantearon en una carta a la Unión Europea (UE) que se pidan explicaciones por las actuaciones de las fuerzas de seguridad chilenas en medio de las manifestaciones, e hicieron públicosu planteamiento para suspender la COP 25 por la inestabilidad en el país.

Sobre la principal cumbre climática mundial, el Presidente Piñera se contactó con el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien comprendió y apoyó la decisión tomada por el Gobierno, además de ratificar que Chile seguirá presidiendo COP hasta que Reino Unido encabece el encuentro en 2020.