De acuerdo a datos oficiales, de los 4 mil millones de dólares que se invertirían en las 59 centrales de energías renovables adjudicadas en el Programa RenovAr, menos del 10 por ciento serán destinados para comprar insumos a proveedores nacionales, de acuerdo al componente nacional declarado de las empresas ganadoras.

Sin embargo, un segmento que pareciera estar contenido dentro de ese pequeño porcentaje es el de torres para parques eólico.

En suma, durante las Rondas 1 y 1.5 del plan licitatorio, resultaron adjudicatarias 22 centrales eólicas por un total de capacidad de 1472,8 MW. Se espera que tal número se materialice con el montaje de no menos de 500 aerogeneradores en distintos puntos de Argentina.

Aún no se ha determinado qué cantidad de parques incluirán torres producidas en el país, pero lo cierto es que los contratos de compra acordados ya satisfacen a la industria nacional.

Lea también: «Pesinger trabaja con empresa francesa en el desarrollo de tecnología de punta para el pintado y secado de torres eólicas»

Tal es así que Pesinger S.A., empresa dedicada a la fabricación de maquinaria de soldadura, pintado y secado de torres eólicas para la industria, está en planes de expansión.

Fabián Pesenti, presidente de la compañía, resalta en diálogo con Energía Estratégica: “estamos con bastante trabajo en lo que es la provisión de cabinas de pintura y automatización de soldaduras para fabricantes de torres eólicas”.

El empresario asegura que para el 2018 habrán duplicado su área de producción para aumentar su capacidad en un 50 por ciento. Según Pesenti, esta apuesta permite ampliar el personal de Pesinger en un 30 por ciento.

“Notamos que el mercado está creciendo y se está incrementando” el segmento, enfatiza el empresario, al tiempo que promete que de continuar desarrollándose el negocio están dispuestos a iniciar nuevas inversiones.

Lea también: «Efecto licitaciones: proveedores eólicos reconocen aumento del 50% en las ventas»

“Nuestros clientes (fabricantes de torres eólicas) están equipándose para empezar a producir. Dependerá de la cantidad de contratos que cierren (en el Programa RenovAr) para que siga creciendo la industria y que aumente la fabricación”, analiza Pesenti.