Para AMLO las energías limpias son un sofisma y prefiere utilizar carbón en México

Durante su visita a la Central Termoeléctrica “José López Portillo”, en el municipio de Nava, el presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que no se dará un paso atrás para rescatar a Pemex (Petróleos de México) y CFE (Comisión Federal de Electricidad), sin importar que utilicen carbón para generar energía, pues señaló que es un “sofisma, lo de las energías limpias”.


Por la mañana de este 24 de octubre, el mandatario federal visitó las plantas de carbón, ubicadas en Coahuila, en donde, de acuerdo con la Revista Proceso, se generan aproximadamente 2.6 megawatts de energía y donde se contempla edificar una nueva planta generadora que costará 120 millones de dólares.

El tabasqueño señaló que no se debe caer en los engaños del periodo neoliberal, en el que se beneficiaron particulares y empresas, no México y sus habitantes.

En ese periodo es que se propuso destruir a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad con reformas para quitarles fuerza económica; en el caso de Pemex y de la Comisión Federal, para quitarles mercado, para dar entrada a empresas particulares, nacionales y sobre todo extranjeras”, refirió en su discurso de este sábado López Obrador.

Recordó que hace 20 años la CFE producía toda la energía eléctrica que se consumía en el país, no obstante, “con la política neoliberal empezaron a engañar” para privatizar el sector energético, ya que CFE no tenía la capacidad de producir sin carbón, es decir, sin generar contaminación.

Acusó que tras una reforma secundaria hecha en 1992, en el gobierno de Salinas de Gortari, comenzó la privatización de la industria eléctrica, la cual cubre el 50% de la energía que actualmente se consume y es comprada a empresas particulares, nacionales y extranjeras, dejando atrás a la CFE que tuvo que cerrar ocho plantas de producción.

“De manera deliberada cerraron las plantas y aquí está el ejemplo, ocho grandes generadores de energía con carbón y apenas permiten que trabaje uno, siete parados, porque no le autorizan, de acuerdo a la nueva normatividad que se estableció en el periodo neoliberal”, dijo.

Señaló que tanto las plantas de la CFE como las presas hidroeléctricas, están subutilizadas, puesto que no tienen autorización para despachar, bajo el sofisma de que producen contaminantes de Co2, argumento protege a las plantas particulares.

“Utilizaron otro sofisma, lo de las energías limpias, el que estas plantas de la Comisión Federal de Electricidad ya son viejas y contaminan, y que por lo mismo era mejor la producción de energía con gas, las termoeléctricas, las eólicas o energía solar, energías que, en efecto, no contaminan, pero están subsidiadas; produzcan o no produzcan, la Comisión Federal -con presupuesto público, que es dinero de todo el pueblo- les tiene que comprar la energía eléctrica”, apuntó.

Asimismo señaló que se necesita comprar más carbón para ayudar a los productores y hacer que las plantas comiencen a producir.

De tal modo, advirtió a quienes protegen la política neoliberal que no dará un paso atrás en el rescate de las productoras del Estado, pues su compromiso está con los mexicanos y no con las empresas.

Según el semanario, las plantas José López Portillo y Carbón II están entre las principales emisoras de gases como dióxido de carbono y metales como azufre, metano y mercurio. Además, Coahuila encabeza a nivel nacional las enfermedades respiratorias agudas.

1 Comentario

  1. Uriel

    Creo que el tema central de su discurso es la independencia de CFE y Pemex y no el decir que las energías limpias son sofismas

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019