Opinión: ¿Por qué los costarricenses deberían involucrarse en la Democratización Eléctrica?

Columna escrita por Jorge Padilla, asociado a la Cámara de Generación Distribuida.


La tecnología ayuda a crear nueva tecnología. Quizás vivimos la época de mayor invención y creatividad que haya tenido nuestra civilización. Esto apoyado en la premisa con la que inicio esta columna y que recalco adrede: La tecnología ayuda a crear nueva tecnología. 

De manera exponencial vivimos una era sin precedentes donde se podría decir que todos los días hay nuevas invenciones. Internet ha facilitado el intercambio de conocimientos entre los seres humanos independientemente de su ubicación, huso horario o idioma. Esto era impensable hasta hace unos años. No en vano se habla de que vivimos la Cuarta Revolución Industrial. 

Prácticamente todas las industrias como las hemos conocido han tenido elementos de disrupción que variaron de manera permanente su concepción y ejecución. Así, hoy contamos con plataformas digitales que simplifican el transporte humano y de mercancías, podemos reservar boletos aéreos sin intermediarios, lo mismo que reservar alojamiento en cualquier punto del planeta. En otras industrias, el sistema financiero ve con recelo el auge de las criptomonedas, las redes sociales dan voz a todas las personas, y hoy por hoy son muy influyentes en la democracia. El mundo del siglo XX fue muy diferente al que vivimos en este Siglo XXI que apenas inicia su tercera década.

No debemos olvidar que cualquier descubrimiento, invención o innovación debe ser útil al prójimo, a la humanidad en general. Así ha sido desde que descubrimos el fuego, o inventamos la rueda. Todo avance tecnológico debe servir a la mayor cantidad de personas en el planeta. Para eso los gobiernos de los países deben procurar incentivar que éstos lleguen a la mayor cantidad de habitantes en sus territorios. Democratizar la tecnología no debe verse nunca como un objetivo deseable, debe verse como lo que es: una obligación.

En la industria de la generación de energía eléctrica, se juntan varias aristas de lo comentado anteriormente. La tecnología ayuda a crear nueva tecnología, pero también es cada vez más evidente la dependencia en el uso de la energía eléctrica y la necesidad cada vez mayor de contar con más recursos energéticos para las nuevas tecnologías que se crean. Se convierte así la electricidad en un bien de interés mundial. 

En el mundo complejo de hoy, con temas que parecen ser opuestos como la conciencia ambiental y el crecimiento económico con miras a acabar con la pobreza e injusticias sociales, la energía eléctrica debe producirse de la forma más sencilla, más limpia y con el mayor alcance posible. Afortunadamente contamos con la tecnología para hacerlo. Generar energía eléctrica limpia y renovable nunca había sido más sencillo. Usando los recursos naturales podemos lograrlo. Agua, viento, y principalmente el sol son nuestros aliados. 

“El mundo viviente se alimenta esencialmente de energía solar. Las plantas de la Tierra capturan tres billones de kilovatios hora de energía solar cada día. Eso es casi 20 veces la energía que necesitamos solo de la luz del sol. Imaginemos que eliminamos gradualmente los combustibles fósiles y hacemos funcionar el mundo con las energías eternas de la naturaleza” Sir David Attenborough. 

Tenemos las mentes brillantes que trabajan incansablemente. Tenemos la tecnología para lograrlo. Podemos ser la primera generación de seres humanos que logre sacar de la oscuridad a toda su población sin sacrificar el planeta, en lo que podría ser el mayor avance social de la historia. Insto a los gobiernos del mundo, pero especialmente al de mi país, Costa Rica, para que incentiven el uso de las nuevas tecnologías para la generación de energía eléctrica con el fin de lograr un impacto social que beneficie a la población, haga más competitiva a la economía reduciendo costos, generando empleos, sacando de la oscuridad a millones de personas… y como si fuera poco mejorando la sostenibilidad ambiental del planeta. 

Podemos hoy, y debemos ya Descentralizar, Descarbonizar, Digitalizar, y principalmente Democratizar la generación de energía eléctrica en el mundo y en nuestro país, enfocando la tecnología en primer lugar en el ser humano, para incluir después en el enfoque a todo ser viviente.

Lograrlo es prioritario por un mejor futuro para nuestra civilización, y que así el ser humano siga usando la tecnología para crear nueva tecnología en pro de una mejor calidad de vida para toda la especie y el planeta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019