Muchos observan al hidrógeno verde (producido con renovables, especialmente variables) como el combustible clave del futuro para descarbonizar las matrices energéticas del mundo y que los países pueden alcanzar su carbono neutralidad al 2050.

Pero para ello, la industria del hidrógeno deberá atravesar un período de maduración. Que tiene que ver no sólo con la construcción de proyectos que permitan el desarrollo de la tecnología y su depreciación, sino también generar instrumentos financieros que los soporten. Otro dato clave será estimular la demanda.

Para abordar estos temas, Energía Estratégica conversó con Massimiliano Cervo, experto en la materia y actual Especialista en Inversiones de Evergreen Investment Partners (Evinpa).

¿Se están cerrando Project Finance para proyectos de hidrógeno verde en Latinoamérica?

Si, hay modelos de Project finance que se están llevando a cabo para la financiación de proyectos de hidrogeno en América Latina, quizás en menor escala que a nivel global por cuestiones de cantidades de proyectos que se han anunciado y donde se estén construyendo.

¿Cuáles son los países de la región con más potencialidad para el avance de este tipo de proyecto, teniendo en cuenta variables no solo de recursos sino de inversión?

A mi parecer los países a los cuales hay que observar en la próxima década son Brasil, Chile, Colombia y México.

¿Cuántos proyectos, o capacidad, creen que podría desarrollarse hacia el 2030 en Latinoamérica?

Las agencias más importantes de energía esperan un crecimiento significativo de la capacidad instalada en América Latina, esperando un aumento en la demanda de hidrogeno de aproximadamente un 65% en un caso optimista.

Esto obviamente vendrá acompañado de varios proyectos, hasta el día de la fecha se han anunciado hasta 35 GW de electrolisis a instalar en Latinoamérica.

¿La creación de la demanda es una condición limitante para este tipo de desarrollos? 

La demanda es una condición de borde para los proyectos, especialmente si estamos buscando un Project finance donde necesitamos asegurar ingresos para poder saldar la deuda.

Veo un gran potencial para la descentralización de la producción de hidrogeno, para uso directo más que el despliegue a gran escala en el corto plazo. De esta manera podemos generar un mercado que demande hidrogeno y poder considerar proyectos que estipulen la exportación a futuro.