Marcha atrás: el sector privado valora que la CREG no extienda plazos de la subasta de Cargo por Confiabilidad

La entidad regulatoria anticipó que iba a prorrogar el calendario por 30 días debido a “disposiciones del Plan Nacional de Desarrollo”, pero finalmente no lo hará y la fecha de realización se mantiene para el 15 de febrero. Gran expectativa por la participación de proyectos de energías renovables.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

Marcha y contramarcha. El pasado domingo, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) publicó de manera repentina, y por tan sólo 24 horas a consulta pública, un proyecto de resolución que planteaba la prórroga del cronograma de la subasta de Cargo por Confiabilidad, por un plazo máximo de 30 días.

Finalmente, ayer la propia entidad señaló que no habrá prórrogas y que las fechas se mantienen.

“Quiero rescatarle a la comisión que, al no postergar la subasta, queda de manifiesto la señal de que escucharon al mercado, porque yo me imagino que hubo muchas empresas que solicitaron que no se genere más inestabilidades internas moviendo los tiempos y los cronogramas”, destaca Alejandro Piñeros, coordinador regulatorio de Óptima Consultores.

En diálogo con Energía Estratégica, el ejecutivo indica: “Nosotros no esperábamos ningún aplazamiento adicional”. “Un nuevo cambio desbarata los planes de algunas empresas: te pone a volver a sacar garantías, te retrasa los hitos de tu proyecto si tú estás esperando a la subasta”, advierte.

En efecto, al mantenerse el cronograma, el próximo 15 de febrero los promotores deberán entregar ofertas y se determinarían los adjudicatarios.

Al día siguiente, se publicarían los resultados de la suabsta. Dos mes después, el 16 de abril, se expedirán certificaciones de asignación de Obligaciones de Energía Firme para el período que va desde el 1° de diciembre de 2027 hasta el 30 de noviembre de 2028.

Fuente: XM

¿Más renovables?

El argumento que esgrimió la CREG en su tentativa de prorrogar el plazo de la subasta de Cargo por Confiabilidad fue “garantizar que la expansión de la generación esté alineada con las disposiciones del Plan Nacional de Desarrollo”, cuyo objetivo es alcanzar los 2 GW de energías renovables, aunque la meta interna de gobierno son los 6 GW.

Sin embargo, en la subasta también pueden participar centrales termoeléctricas. Por lo tanto, el propósito no era del todo claro. Lo cierto es que se deduce que el Gobierno estaría interesado en impulsar proyectos de energías renovables a partir de esta convocatoria.

“Yo me mantengo optimista frente a que se va a presentar una cantidad mucho mayor de proyectos renovables que en la pasada subasta, pero tendremos que esperar a que los agentes efectivamente pongan las garantías en los plazos y que materialicen su participación”, destaca Piñeros.

Y cierra: “esos proyectos renovables que sean adjudicados en esta subasta de Cargo por Confiabilidad es un empujón muy fuerte a las metas de instalación de plantas, porque le dará unos ingresos estables a los proyectos, les ayuda muchísimo en su proceso de financiación y además los compromete muy fuertemente porque las garantías son muy fuertes”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *