El martes pasado, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación publicó la Resolución 281-E/2017 (Descargar), que establece un marco regulatorio para que Grandes Usuarios del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), con demandas de potencia iguales o mayores a 300 kW, puedan adecuarse a la Ley 27.191.

Según la disposición, estos actores deberán consumir como mínimo un 8 por ciento de energías renovables a partir del año 2019.

Luego, ese porcentaje deberá ir en aumento. Para 2020 la proporción de la demanda con energías limpias escala a un 12 por ciento, creciendo 2 puntos cada 2 años, llegando a una meta del 20 por ciento a partir del 2026.

Entre las alternativas que tienen los Grandes Usuarios para cumplimentar tales cupos, podrán: establecer un acuerdo con el Estado, mediante Compras Conjuntas a CAMMESA, autogenerársela, o bien a través de un contrato con el sector privado.

En diálogo con Energía Estratégica, Julia Carruthers, Gerente de la Asociación de Grandes Usuarios de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGUEERA), señala que “cada asociado está evaluando individualmente cuáles son sus posibilidades de contrato”.

Sin embargo sostiene que, así como están dadas las condiciones, se puede prever que “los Usuarios grandes se van –de la Compra Conjunta-; los chicos se quedan con CAMMESA -”. Por lo menos en el corto plazo, del 2019 a aproximadamente el 2021.

Lea también: «El Gobierno reglamentó contratos entre privados de energías renovables»

Si bien se espera que en los próximos 30 días el Gobierno esté publicando un listado sobre cuáles son los Usuarios obligados bajo el paraguas de la Ley 27.191, definiendo cargos de potencia, ya se pueden establecer algunas conjeturas.

Según Carruthers, de los más de 7.500 Grandes Usuarios del país, el 95 por ciento de ellos, constituidos por actores que contratan potencia inferior a los 10 MW -hasta 300 kW-, en el futuro inmediato optarán por Compras Conjuntas a CAMMESA.

El precio que pagarán oscilará los 83 dólares por MWh, de acuerdo a los cargos fijados sobre el costo medio de la energía renovable que hoy se paga en Argentina, el cual tenderá a la baja en virtud de sucesivas licitaciones ejecutadas a través del Programa RenovAr.

La gerente de AGUEERA explica que esta tendencia por parte de los Grandes Usuarios más pequeños de comprar a CAMMESA obedece a que las ofertas de hoy día en el mercado privado se fijan con contratos de 15 a 20 años, donde en el mejor de los casos pueden establecerse a 10 años.

“Todavía no hay grupos comerciales que puedan ofrecer contratos a 5 años de duración y ese es hoy un impedimento de algunos de los Usuarios para ir al mercado privado”, confía la dirigente.

Como contraparte, Carruthers señala que quienes saldrán de las compras al Estado, casi por obligación, serán los Usuarios con una contratación de potencia mayor a 20 MW. Es que para ellos el precio de la energía renovable estará por arriba de los 90 dólares el MWh.

Algunos de estos actores del MEM optarán por realizar contratos con privados para el abastecimiento de su cupo de energía renovable, o bien por la autogeneración. Según la Resolución 281, la energía excedente de los Grandes Usuarios que decidan autogenerársela podrá ser vendida al Mercado Spot.

Lea también: «Entre US$ 75 y 90, el precio al que los usuarios comprarían a Cammesa por la cuota renovable»

Una alternativa de la disposición tiene que ver con que aquellos Grandes Usuarios que estén adquiriendo energía limpia de CAMMESA y decidan ‘salirse’, puedan hacerlo con una antelación de 3 meses en 2 tramos del año: febrero y agosto. Si definieran hacerlo, no podrán volver a contratar energía al Estado durante un plazo de 5 años.

Consultada por esta maniobra, Carruthers explica que al no haber contratos que puedan celebrarse actualmente en el mercado privado a 5 años, salirse hoy de CAMMESA implica no volver: “por más que la regulación lo permita, comercialmente, en general, va a ser inviable volver a la Compra Conjunta una vez que se salga”.

Grandes Usuarios en números

De acuerdo a datos oficiales son más de 7.500 en todo el país los Grandes Usuarios que tienen una demanda superior a 300 kW.

De esa proporción, el 92 por ciento – 6.900 – de los actores del MWM cuentan con una potencia media contratada menor a 1 MW; 500 entre 1 y 5 MW;  60 Grandes Usuarios entre 5 y 10 MW; aproximadamente 45 entre 10 y 50 MW; y apenas 8 una potencia superior a 50 MW.