Mainstream solicita suspensión temporal de su parque eólico Caman en Chile

Esta decisión se debe a que el proyecto aún no entró en operación comercial debido a una serie de factores “inimputables” a la compañía y que “escapan de su esfera de control", por lo que se activó la ejecución de la garantía.

Mainstream Renewable Power le solicitó al Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) la suspensión temporal del mercado de corto plazo de su parque eólico Caman, de 148,5 MW de capacidad, ubicado en la Región de Los Ríos. 

Esta medida fue tomada por Copihue Energía, parte de la Plataforma Andes Renovables de Mainstream, ya que el proyecto aún no entró en operación comercial debido a una serie de factores “inimputables” a la compañía y que “escapan de su esfera de control». 

Hecho que generó el retraso en la construcción y que la entidad no pueda cumplir con sus obligaciones de pago de las transferencias económicas determinadas por el CEN, resultantes de los balances de los meses de marzo y abril del corriente año. 

Por lo que, con el objeto de resguardar la integridad de la cadena de pagos, se dispondrá que la misma sean abonadas a los acreedores que correspondan con los fondos procedentes de la ejecución de la garantía, la cual asciende a $6.529.886.210 y fue emitida por el Banco de Crédito e Inversiones (BCI)

A lo que se debe agregar que, para que Copihue Energía pueda volver a participar del mercado de corto plazo de Chile, tendrá que pagar los saldos pendientes adeudados, además de hacer entrega de una nueva garantía, por el mismo monto de la garantía anterior o por el monto actualizado que disponga el CEN, según informó esta última entidad. 

Y es preciso recordar que la compañía cuenta con contratos de suministro a clientes regulados en el marco de la Licitación 2015/01 (adjudicados originalmente a Puelche Sur Eólica SpA) y es la tercera empresa en formular este tipo de solicitud tras los casos de los proyectos María Elena Solar e Ibereólica Cabo Leones II

¿Riesgo de insolvencia? 

A pesar que la situación sea similar a la que derivó en la suspensión de tales parques de generación renovable, no se trataría de un caso de insolvencia. Sino que el contrato de compra-venta de energía se mantendrá vigente, salvo que por el tiempo que dure ese retiro temporal, la obligación de suministrar ese PPA quede en suspenso y el volumen del proyecto se reparta en partes proporcionales. 

Pero ello no implica que la situación no sea delicada, ya que de acuerdo al último reporte anual de sostenibilidad de Aker Horizons, controlado por Mainstream, el conglomerado que posee cerca de 2300 millones de euros en activos en Chile, contó con pérdidas multimillonarias en el pasado reciente. 

 

Puntualmente, se llegó a reconocer una baja de 370 millones de euros en el país trasandino por parte de Mainstream Renewable Power durante el transcurso del 2022, debido a las “desafiantes condiciones del mercado” que impactaron a las compañías del sector eléctrico por limitaciones de capacidad en la red que conducen a un aumento de los costos”. 

Aunque se aclara que la cartera diversificada en Chile, tanto con energía eólica en el sur como producción solar en el norte, junto con la finalización de nuevos proyectos (total de 10 parques), “ayudó a mitigar el impacto” y que “se mantiene un diálogo activo con los acreedores para alcanzar una estructura de capital a largo plazo”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *