El proyecto “Eficiencia Energética en Argentina”, iniciativa financiada por la Unión Europea, cerró el año 2019 con grandes contribuciones técnicas y estadísticas para el país.

Con la principal motivación de brindar aportes concretos, expertos de GFA Consulting, Fundación Bariloche, Fundación CEDEET y EQO nixus llevaron a cabo diagnósticos sectoriales, conformaron redes de aprendizaje para la gestión energética y contribuyeron a la certificación de viviendas y edificios públicos en el país.

Para el desarrollo de un Plan Nacional de Eficiencia Energética aquel grupo de expertos a cargo del programa EE_Argentina han realizado informes de interés tras sus visitas a plantas industriales, operativos de encuestas, auditorías y más.

Sin lugar a dudas, los avances en sus actividades resultaron significativos para la reciente presentación del proyecto de Ley Eficiencia Energética, ingresado el 21 de noviembre (expediente 3290/19) y que ya fue girado a las Comisiones de “Minería, Energía y Combustibles”, “Ambiente y Desarrollo Sustentable” y “Presupuesto y Hacienda”.

“Estamos muy contentos por los logros obtenidos. Además del asesoramiento de cómo armar la Ley, con nuestros aportes se pudo ir definiendo los potenciales de eficiencia energética que tiene el país”, dijo a este medio Alfredo Caprile, Team Leader del Consorcio encargado del Proyecto.

Aquel proyecto ley, indican desde EE_Argentina, tiene por objeto propiciar la utilización racional, eficiente, el ahorro y la conservación de los recursos energéticos contribuyendo a la preservación del ambiente en el territorio nacional, a través del diseño de políticas públicas.

Como principales medidas, aquella propuesta incluye crear un Consejo Nacional de Eficiencia Energética (CoNaEE) y elaborar un Plan Nacional de Eficiencia Energética de la Argentina (PlaNEEAr).

Aquel plan deberá contener la definición de las metas de ahorro de energía en términos de Eficiencia Energética, las obligaciones sectoriales de cada uno de los actores involucrados en el uso racional y eficiente de la energía y demás metas anuales para su cumplimiento.

Genera atractivo además que, en su capitulo V, la propuesta firmada por senadores del Pro, incluye la constitución y fundación de un Centro Nacional de Energías Renovables y Eficiencia Energética (CeNEREE), que tendrá como objeto incentivar el desarrollo del sector energético nacional a partir del aprovechamiento de Fuentes Renovables de Energía y de la promoción de la Eficiencia Energética.

 

Un balance positivo del año para Proyecto EE_Argentina

En lo que respecta a Redes de Aprendizaje, las 5 redes ya han sido conformadas. En estas, el equipo a cargo del proyecto ya finalizaron las actividades de la primera fase en las redes de Santa Fe y Tucumán, donde hicieron distintos talleres, a partir de los cuales lograron estimaciones de ahorros que se podrían lograr en las empresas que participaron.

“Los ahorros estimados, considerando una tarifa promedio en provincia de Santa Fe, son cercanos a los US$ 2millones anuales”, indicó Alfredo Caprile.

En los próximos seis meses se medirá si los ahorros podrán sostenerse en el tiempo en aquellas plazas; mientras que, en Misiones, Córdoba y Pilar los talleres iniciaran el año próximo.

De las primeras experiencias, se advirtieron como necesarios determinados cambios a realizarse en el corto plazo. Entre estos se destacan fundamentalmente aquellos relacionados a una mejor gestión de energía.

No obstante, también se identificó la necesidad de realizar pequeñas inversiones para adquirir equipos de medición –eléctricos o de gas– para maquinaria con demandas energéticas importantes. En este punto, cabe destacar que aquella maquinaria se hace alusión a los “equipos significativos”, no necesariamente los de gran porte, ya que también podrían representar a aquellos con mayor uso, independientemente del tamaño.

En lo que respecta a etiquetado de viviendas. Ya se realizaron cursos de capacitación en Bariloche, Mendoza y Tucumán. Y además se avanzó con el etiquetado energético de 800 viviendas del país.

Y como gran novedad, se realizaron relevamientos de datos climáticos en 40 estaciones meteorológicas del país.

“El etiquetado es muy dependiente del factor climático y es necesario contar con aquella información para adecuar el índice de prestación energética”, precisó el referente del Consorcio encargado del Proyecto EE_Argentina.

 

Eficiencia Energética con miras al 2020

En los próximos meses se prevén cursos de “formador de formadores” dictados por expertos internacionales, para capacitar a nuevas redes de aprendizaje y etiquetado de viviendas.  Este último ya se prevé en una plataforma de e-learning que se estima que podría lanzarse en el primer trimestre del 2020.

Entre otras expectativas para el año próximo, el Proyecto EE_Argentina aguarda también por confirmar a una entidad que quiera hacerse cargo del armado de próximas redes autofinanciadas.

“Para generar sostenibilidad y que se vaya propagando la idea de Redes de Aprendizaje bajo la ISO 50001, quisiéramos que se conformen una o dos redes autofinanciadas, con el concepto de acompañar a unas 20 empresas adicionales, con este equipo que ya está armado”, consideró Alfredo Caprile.

Adicionalmente, se trabajará con redes de transporte inteligente, uno de los grandes pendientes de este año y que se puede afianzar el año próximo.

Y como gran cierre, se trabajarán prospectivas al 2030 y 2040 para proponer medidas concretas de políticas públicas a un eventual Plan Nacional de Eficiencia Energética.