¿Cuáles son los desafíos de la directora que reemplazó tiempo atrás a Gustavo Gil? En una charla de 20 minutos conversó sobre los puntos que considera relevantes para desarrollar energías renovables.

¿Habrá cambios para incluir más componente local en los proyectos? ¿Qué medidas se están estudiando? ¿Qué rol tendrá este nuevo INTI?

Por el momento, Molina Tirado comentó que son 30 personas las que están en el área, número que supo mantener a pesar de los despidos que se produjeron en el organismo. “Hacen falta más personas”, explicó, por las tareas que se vienen.

“Tenemos mucha demanda por RenovAr, ReProER, certificaciones y asistencias”, mencionó en la entrevista audiovisual.

En lo que respecta al Programa RenovAr, advirtió que “hay preocupación de los proyectos por cómo se va a calcular el CND”. ¿Se esperan modificaciones técnicas?

Como desafío, señaló que “en la integración del contenido local falta que el desarrollo llegue a las PyMEs”.

Siguiendo la idea dijo que “hay mucha capacidad de contenido nacional en bioenergías”.

Una nota para conocer a Liliana Molina Tirado. “Quisiera ver un Centro de energías renovables que acompañe más a emprendedores y a PyMEs”, se propuso.

La entrevista se grabó en las oficinas de Genneia el 24 de julio.