Ley ómnibus: se cayó la sesión de Diputados y los cambios energéticos deberán esperar

El oficialismo solicitó que el proyecto vuelva a comisiones y dejó sin efecto la aprobación general, por ende el sector energético tendrá que aguardar más días para saber si finalmente se creará un mercado de carbono y se implementará el RIGI.

La Cámara de Diputados de la Nación inició la votación en lo particular del proyecto de ley “de Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos”, más conocido como “Ley Ómnibus”, luego de la aprobación en general dada el pasado viernes 2 de febrero con 144 votos positivos, 109 negativos y 0 abstenciones.

Dicha normativa plantea una serie de reformas para el sector energético del país entre los cientos de puntos que abarca, que si cuenta con más guiños a los hidrocarburos que a las renovables, el texto incluyó una medida destinada a la transición energética y el cumplimiento de metas ambientales.

Sin embargo, estos giros en la política energética de Argentina deberán esperar varios días más para tomar estado parlamentario en Diputados ya que se cayó el tratamiento de la iniciativa del Poder Ejecutivo y el proyecto vuelve a fojas cero.

¿Por qué? En primer término, y tras horas de avances lentos en la votación, se aprobaron los artículos 1 y 3 del proyecto de ley, que establecen la declaración de emergencia en las materias económica, administrativa, financiera, tarifaria, energética y de seguridad por el plazo de un año y otorgan facultades delegadas al Gobierno Nacional. 

A la par que el primer artículo también busca promover la iniciativa privada, así como el desarrollo de la industria y del comercio, mediante un régimen jurídico que asegure los beneficios de la libertad para todos los habitantes de la Nación y límite toda intervención estatal que no sea la necesaria para asegurar el ejercicio efectivo de sus derechos constitucionales. 

Es decir que el Congreso llegó a debatir los artículos vinculados a la prórroga de la situación de emergencia en el sector hasta el 31 de diciembre de 2024, considerando que desde el oficialismo ya ha criticado el estado del sector eléctrico heredado y la “falta de inversión” por parte de las gestiones anteriores de gobierno. 

Seguidamente, las votaciones no continuaron favorablemente para La Libertad Avanza y sus bloques aliados, a tal punto que perdieron la mitad de las votaciones en particular de los artículos e incisos del proyecto de Ley Ómnibus. 

Hecho que derivó en un cuarto intermedio con el fin de permitir una reunión entre el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, y los jefes de bloque para negociar el tratamiento (y el contenido) de las privatizaciones de empresas del Estado, entre ellas Energía Argentina SA (ENARSA). 

Milei cedió ante la oposición y finalmente no privatizará YPF

Tras el regreso de ese intervalo, el oficialismo, con aval del gobierno de Javier Milei, canceló la sesión ya que no tenía los votos suficientes para aprobar artículos claves de la ley, y devolvió a comisión la iniciativa a las comisiones de Diputados, dejando sin efecto incluso la aprobación en general del pasado viernes 2/2. Esto significa que todo volvió al punto de partida y el proyecto promovido por el Poder Ejecutivo Nacional deberá ser analizado nuevamente. 

Por tanto el sector energético deberá esperar aún más tiempo para saber si finalmente se creará un  mercado de derechos de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) para cumplir los compromisos asumidos en el Acuerdo de París y la COP 28, integrado en la “sección IX – Transición Energética / Art. N° 294 hasta N° 298” del proyecto de ley. 

Como también qué sucederá con el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI – Capítulo II que incluye los Art. N° 447 y 448), que estaría destinado para proyectos nuevos o ampliaciones de existentes de manera que, durante un plazo determinado, “adelante” temporalmente, las condiciones macroeconómicas de inversión que Argentina y por las que se especula que podrían entrar inversiones para renovables, infraestructura eléctrica e hidrógeno verde, entre otras cuestiones. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *