Está disponible el Informe de Desarrollo Sostenible 2020. A partir de datos y análisis producidos por organizaciones internacionales, la sociedad civil y centros de investigación, el documento describe el progreso de distintos países en el cumplimiento de los ODS e indica las áreas que requieren un progreso más acelerado.

El avance del Covid-19 como pandemia habría repercutido en todos mercados exponiéndolos a crisis económicas y de salud pública durante la primera mitad del año.

“Este es un revés significativo para la ambición del mundo de alcanzar los ODS, en particular para los países pobres y los grupos de población”, introduce el resumen Ejecutivo de aquel reporte.

No obstante, al enfrentar los puntajes en el índice ODS de este 2020 con los del año pasado, un gran resultado y una buena noticia para la región sale a la luz: todos los países de Latinoamérica aumentaron sus indices de cumplimiento a los ODS (ver al pie de esta nota el ranking).

Para aquella lectura se consideraron los países relevados por los informes del 2019 y 2020 que tienen disponible al menos 80 % de los indicadores utilizados para el cálculo del índice. Con lo cual, en la región entraron en evaluación directa 24 mercados.

El país de Latinoamérica que más se acerca a un rendimiento óptimo en sostenibilidad es Chile. Ocupa el primer puesto en la región y la posición 28 de 193 en la escala global, pasando de un puntaje de 73,68 a 77,42 en menos de un año. 

Chile tiene el potencial de generar, con energías renovables, 70 veces la demanda eléctrica actual en el país”, aseguró Juan Carlos Jobet, ministro de Energía del país andino.

Lo sigue Costa Rica, con 75,08 de puntaje general en el progreso de los 17 ODS. En especial, este país se destaca por haber alcanzado a cubrir en los últimos años el 100% de su demanda eléctrica con fuentes de generación limpia y renovable. Pero eso no sería todo, legisladores trabajan en un proyecto de Ley sobre generación distribuida con energías renovables.

El podio lo completa Uruguay con 74,28. Pero muy cerca está Ecuador, con 74,26. El primero de estos países debe en buena medida su puntaje al hecho de estar encaminado a la independencia energética con un gran porcentaje de hidroeléctricas y eólicas copando su matriz junto a bioenergías y solar fotovoltaica. Sin ir más lejos, el día de ayer, 1º de julio, el país oriental se abasteció otra vez en un 100% con energías renovables y hasta exportó a Argentina.

Si bien la participación de las energías renovables en el suministro total de energía primaria no presentó cambios significativos en la primera mitad del año, para los distintos mercados de la región, sí hubieron modificaciones que impactaron positivamente en la calificación de sus indices relacionados a energía y acción por el clima.

Exclusivamente para el séptimo ODS referido a metas en “Energía asequible y no contaminante”, tres grandes variables entran en juego: acceso a la energía, incorporación de fuentes de generación renovable y reducción de misiones de CO₂.

Profesionales consultados sobre este tema compartieron con Energía Estratégica una valoración del mercado donde ejercen sus actividades.

ods7 testimonios latam 0 ods7 testimonios latam 1 ods7 testimonios latam 2 ods7 testimonios latam 3 ods7 testimonios latam 7 ods7 testimonios latam 4 ods7 testimonios latam 5 ods7 testimonios latam 6
<
>

Existen muchas coincidencias entre los testimonios, pero para diferenciarlas compartimos la versión extendida de las declaraciones:

Costa Rica

“Costa Rica se ha caracterizado por su visión y liderazgo internacional en la consolidación de una matriz electro-energética alineada a las expectativas de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y en particular al objetivo número 7 sobre energía asequible y no contaminante.

Como sociedad, hemos priorizado la educación, paz con la naturaleza, protección de la biodiversidad, la descarbonización y las inversiones necesarias para mantener la producción de energía basada en el aprovechamiento de fuentes renovables bajas en emisiones de gases de efecto invernadero y resilientes al cambio climático.

La hidroelectricidad, el viento, la geotermia, el sol y la biomasa, conforman el portafolio de fuentes de energía continental limpia que generan kilovatios de desarrollo, bienestar y calidad de vida y que son distribuidos por amplias redes de distribución que cubren el 99.9% del territorio nacional”, Roberto Quirós Balma, especialista en mercados eléctricos y energías renovables.

Uruguay

“El responsable del cambio fue la compañía estatal. La empresa estatal UTE es el brazo ejecutor de una política de Estado. Siendo también de importante el equipo liderado por el MIEM, los inversores privados participaron en los proyectos y los técnicos de distintas áreas de UTE que permitieron lograr el cambio de la Matriz de Generación Eléctrica, con una fuerte incorporación de Eólica y Solar, que causa admiración en el mundo. Tras impulsar a las energías renovables, el gran desafío ahora es trabajar sobre la movilidad eléctrica y las redes inteligentes”, Gerardo Rodriguez, director ejecutivo de Tecnovex.

Ecuador

“La perspectiva de Ecuador con respecto al ODS7, sobre energía asequible y no contaminante, tiene una visión a largo plazo muy positiva. La matriz eléctrica ecuatoriana al haber incorporado últimamente varios proyectos hidroeléctricos ha reducido sustancialmente el uso de combustibles fósiles.

Hay importantes proyectos y procesos en marcha en el campo de generación fotovoltaica y eólica, además de una importante cartera de nuevos proyectos hidroeléctricos que requerirán de inversión privada para su ejecución.

Además, la incorporación de generación distribuida a partir de fuentes renovables reforzará aun más el modelo de desarrollo decentralizado que afianzará inclusive la generación de empleo y la eficiencia energética”, Eduardo Rosero Rhea, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Energías Renovables y Eficiencia Energética -AEEREE.

Argentina

“En general, se puede catalogar el avance de Argentina como lento. Si bien se mejoró mucho en el marco regulatorio y las rondas de licitaciones RenovAr tuvieron un impacto cuantitativo significativo respecto a lo atrasado que se estaba hasta 2015 en potencia renovable; aún el país está por debajo de la Ley nacional 27191 y por debajo de los objetivos que tendríamos que tener para llegar a un ideal de una matriz renovable al 100% en 2050 o 2050”.

Según la consultora New Climate el país está en un nivel 2 de 6 y está considerado como atrasado.

Si bien el marco regulatorio vigente alcanza para canalizar el proceso, la falta de inversión en infraestructura de redes y la implementación todavía tibia de la generación distribuida, hace que vayamos por detrás de lo que deberíamos para cumplir con los objetivos”, Marcelo Álvarez, secretario del Global Solar Council (GSC) y presidente del Comité de Energía Solar Fotovoltaica de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER).

Brasil

“Vemos un gran avance en inversiones en el sector de las energías renovables. Ese es el camino. La matriz energética en Brasil tiene 142 GW solo con energías limpias: hidro – eólica – biomassa – solar – ondomotriz, o sea, tiene 83% de toda la energía del país desde las renovables”, Flavio Schuler, Country Manager Brasil de PowerTree.

Perú

“En Energía asequible y limpia, Perú había avanzado aprobando un marco legal de promoción de las energías limpias a través de subastas organizadas por el Estado que aseguraban a los adjudicatarios predictibilidad en sus precios.

Sin embargo, desde el año 2015 no se han convocado subasta para el desarrollo de nuevos proyectos de energías limpias, lo cual ha retraído su impulso. Asimismo, tenemos que el Estado no ha tenido la visión de largo plazo suficiente para planificar el desarrollo de las energías limpias, a través de otros mecanismos ajenos a las subastas, como la posibilidad que puedan suscribir contratos de suministro de electricidad con usuarios, toda vez que se encuentran limitadas a contar con respaldo de capacidad en horas de punta (noche), tal como lo prescribe la normativa vigente.

En ese sentido, a menos que el Estado adopte nuevas políticas de impulso para la promoción de energías limpias, Perú podría ver diezmado los logros alcanzados a la fecha para contar con una matriz energética limpia y sostenible”, Evelyn López, abogada senior del estudio Hernández & Cía.

México

“En términos del objetivo siete (Energía asequible y limpia) México había avanzado con rapidez. Sin embargo, las políticas de la administración actual harán que el cumplimiento de este y otros objetivos relacionados sea muy complicado”, Luis Felipe Romero Gonzalez, especialista en compra corporativa de energía renovable en México.

Panamá 

“Ahora, estamos disfrutando de una matriz eléctrica robusta en potencia hidráulica. Pero así como en 1970 hubo personas que tomaron la decisión de explorar ese potencial, de ver su viabilidad técnica, de invertir en ese potencial como estado, al final esa decisión se transformó en una acción que nos está llevando ahora, 50 años después, a poder disfrutar de una matriz eléctrica con una  con una gran capacidad hídrica.

Nos toca a nosotros ser esas personas que tomen la decisión de apostar ya por las energías renovables no convencionales. Somos nosotros los que tenemos construir esa transición energética que permita dentro de 50 años a muchos darse vuelta y ver que Panamá tomó una decisión en tiempo apoyando y haciendo sus mejores esfuerzos para incrementar la ambición y poder contribuir a que la temperatura no suba más de 1.5 grados centígrados.

La diferencia entre 1.5 y 2 grados es amplia sobre todo para países Panamá que aunque no somos un país insular tenemos muchísimas características de isla y tenemos que ser conscientes de nuestra vulnerabilidad pero también de las oportunidades que surgen frente al covid y la crisis climática para acelerar ese cambio hacia un desarrollo realmente sostenible“, Rosilena Lindo, colaboradora del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA. 

Ranking países de Latinoamérica

PAIS

PUNTAJE 2020

PUNTAJE 2019

ORDEN LATAM

ORDEN GRAL

Chile

77.42

73,68

1/24

28/193

Costa Rica

75.08

69,98

2/24

35/193

Uruguay

74.28

71,50

3/24

45/193

Ecuador

74.26

67,88

4/24

46/193

Argentina

73.17

66,94

5/24

51/193

Brasil

72.67

66,81

6/24

53/193

Cuba

72.58

*

7/24

55/193

Peru

71.76

66,81

8/24

61/193

Colombia

70.91

64,78

9/24

67/193

Mexico

70.44

65,55

10/24

69/193

República Dominicana

70.17

63,93

11/24

73/193

El Salvador

69.62

62,72

12/24

77/193

Bolivia

69.27

64,77

13/24

79/193

Panama

69.19

64,33

14/24

81/193

Jamaica

68.66

64,16

15/24

84/193

Nicaragua

68.66

62,57

16/24

85/193

Suriname

68.36

62,98

17/24

86/193

Paraguay

67.71

62,54

18/24

90/193

Trinidad and Tobago

65.76

60,34

19/24

98/193

Honduras

64.44

58,09

20/24

105/193

Venezuela

61.68

60,10

21/24

118/193

Guatemala

61.54

55,78

22/24

120/193

Guyana

59.74

57,42

23/24

124/193

Haiti

51.70

44,58

24/24

154/193

 

Consultar reporte en linea:

Sachs, J., Schmidt-Traub, G., Kroll, C., Lafortune, G., Fuller, G., Woelm, F. 2020. The Sustainable Development Goals and COVID-19. Sustainable Development Report 2020. Cambridge: Cambridge University Press.