Las hidroeléctricas encuentran restricciones en la licitación de suministro de Chile

Desde APEMEC señalaron que las bases preliminares marcan una “discriminación arbitraria” en uno de los conceptos, pero confían que se revierta la situación y exista la mayor cantidad de competencia dentro de la convocatoria.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Las bases preliminares de la licitación de suministro 2023 en Chile acarrearon diversos cambios a comparación de las convocatorias similares realizadas años atrás, como por ejemplo la incorporación del concepto de “medios de almacenamiento y de generación con energías renovables no variables”.

Término que, sumado a ciertos incentivos económicos para tales fuentes, le abre las puertas a algunas tecnologías para competir en igualdad de condiciones en la licitación de suministro que, en este caso, se dividirá en dos bloques de 1.800 GWh y 3.600 GWh, respectivamente. 

Sin embargo, a pesar que ese concepto integre a los proyectos con capacidad de regulación, aquellos plantas con generación sujeta a variabilidad hidrológica quedan exceptuados de dicha definición. 

Es decir que las centrales hidroeléctricas tendrán cierta limitación para presentar sus propuestas y no contarán con el beneficio de 0,15 US$/MWh por cada GWh de energía generable por dichos medios (máximo de 15 US$/MWh) para las ofertas que se presenten en los bloques horarios A o C.

“No es que las bases establezcan una exclusión completa para las centrales hidroeléctricas, pero sí hay una discriminación arbitraria, como también en un contrasentido de lo que buscan esas bases, que es darle cabida a más energía renovable que pueda operar 24×7”, señaló Rafael Loyola, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas (APEMEC), en conversación con Energía Estratégica

“Por lo tanto, quitan un estímulo para que la hidroelectricidad participe en igualdad de condiciones en la licitación y se adjudiquen ese tipo de proyectos renovables. Tenemos muchos proyectos que se pueden desarrollar, aunque no vislumbramos que se hagan nuevos embalses ya que es complejo, pero sí muchos de pasada que con esto quedan relegados”, agregó. 

Ante ello, desde APEMEC ya pidieron reunión con Diego Pardow, ministro de Energía de Chile, como también lo hará con la Comisión Nacional de Energía, con el objetivo de esclarecer la situación, mientras aguardan que las distribuidoras realicen sus observaciones y le soliciten al gobierno que exista la mayor cantidad de competencia dentro de la licitación. 

Asimismo, esperan que el gobierno comprenda que la hidroelectricidad “es una de las bases para la descarbonización”, perfeccione ese punto dentro de las bases y en el plazo correspondiente y que, por ende, no se haga la “discriminación arbitraria” mencionada. 

De todos modos, Loyola reconoció que con esta convocatoria hay una orientación “correcta” respecto a la estabilidad del mercado y del sistema eléctrico nacional y una “potente señal” de la autoridad para entender tal necesidad y plasmarla en las bases. 

“Ahora bien, esa necesidad debe tener en vista no discriminar arbitrariamente a las tecnologías, teniendo en cuenta que la hidroeléctrica es la principal fuente de energía renovable del mundo (supuso 59% de la generación renovable total a nivel mundial de acuerdo a un estudio de IRENA),  que representa el 20% de toda la matriz eléctrica chilena y es la principal fuente de almacenamiento”, apuntó el director ejecutivo de APEMEC. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *