La Asociación de Empresas Eléctricas de Chile pone el foco en la regulación de distribución

Andrés Vincent, director de estudios de la asociación, aseguró que “el modelo actual es insuficiente” y enfatizó en la necesidad de desarrollar redes eléctricas más robustas y resistentes.

Chile está atravesando el proceso de transición energética con el objetivo de descarbonizar la generación de energía eléctrica. En el último año la generación de energías renovables tuvo un nivel de participación del 36,7% del total de generación eléctrica anual y alcanzó una capacidad instalada de 15.429 MW. Sin embargo, uno de los principales aspectos que aún preocupa al sector es la regulación de la distribución eléctrica, ya que es prácticamente la misma desde hace casi cuatro décadas.

Andrés Vincent, director de estudios de la Asociación de Empresas Eléctricas de Chile, participó de un webinar organizado por la Asociación de Distribuidoras de Energía eléctrica Latinoamericanas (ADELAT), en el que analizó el panorama chileno y enfatizó en la necesidad de reformar el marco regulatorio.

“Lamentablemente tenemos una regulación de distribución que tiene más de 40 años sin mayores modificaciones, es estable pero muy rígida y está enfocada en la eficiencia y no en la eficacia”, comentó.

En el sector energético existe un consenso sobre la necesidad de una reforma del marco regulatorio de distribución. Las principales asociaciones vienen reclamando desde hace un tiempo, e incluso el ministro de energía Diego Pardow lo destacó como uno de los temas a mejorar.

Mejorar la infraestructura y los precios tarifarios

Por otro lado, el representante de la asociación hizo hincapié en los eventos metereológicos que reflejan la crisis climática que se está produciendo en Chile y la región, y enfatizó en la necesidad de generar redes más robustas y resistentes, teniendo en cuenta que el 90% de las redes de distribución son aéreas y están más expuestas a la variabilidad del clima.

“Hoy en día, de cara a la transición energética, vemos que el modelo se está quedando corto, está siendo insuficiente porque resuelve los problemas con dificultad y no está incorporando la variabilidad climática y del entorno”, afirmó Vincent.

“Desde el sector promovemos que es necesario revisar este marco regulatorio completo y reconocer el tema de las redes reales que hay hoy en día para enfrentar el cambio climático y desarrollar redes robustas y flexibles”, agregó.

Otro de los retos que viene aparejado con el posible cambio en la regulación es el incremento de las tarifas. Bajo ese contexto Vincent aseguró: “Aquí es donde tenemos que poner toda la inteligencia regulatoria para mitigar los efectos, tenemos mayor electrificación de los consumos, lo que significa que podemos prorratear los costos del desarrollo de la red en más personas”.

“Tenemos un desafío grande para el tema de la distribución en Chile, hay que transformar este riesgo en una oportunidad para tener mejores redes y calidad”, concluyó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *