La ANLA da viabilidad ambiental a dos proyectos en La Guajira

El Parque Eólico Trupillo y la línea de conexión A 500 kV Casa Eléctrica-Colectora 1 y subestación Casa Eléctrica, son los dos proyectos viabilizados por la ANLA en la Alta Guajira, con los cuales la cifra asciende a 17 licencias otorgadas por esta entidad durante este periodo de Gobierno.

En la Alta Guajira, exactamente en el municipio de Uribia, se localizan los dos nuevos proyectos de energía renovable que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) ha viabilizado mediante el otorgamiento de la licencia ambiental al parque eólico Trupillo con una generación de 100 MW y a la línea de conexión A 500 kV Casa Eléctrica Colectora 1 y subestación Casa Eléctrica.

Con esta viabilidad, en el Gobierno del Cambio llevamos 17 licencias ambientales aprobadas para proyectos de Fuentes No Convencionales de Energías Renovable (FNCER). De esta manera contribuimos el fortalecimiento y diversificación de la matriz energética nacional, aportando al cumplimiento de la meta del Gobierno Nacional. Así mismo, establecemos un referente muy importante en el departamento de La Guajira, donde actualmente se han viabilizado seis (6) proyectos eólicos, uno (1) fotovoltaico y dos (2) líneas de transmisión, afirmó Rodrigo Negrete Montes, Director General de la ANLA.

Parque Eólico Trupillo

Este proyecto había sido radicado previamente ante la Autoridad en el año 2022; sin embargo, el mismo fue retirado por el Solicitante en febrero de 2023 debido a deficiencias en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que podrían haber comprometido la viabilidad ambiental del proyecto. Posteriormente, en junio de 2023, fue presentado nuevamente y tras la visita de evaluación y la solicitud de información adicional, EOLICA LA VELA S.A.S. entregó el estudio que permitió a la ANLA en un plazo de 6 meses, dar viabilidad ambiental para el desarrollo del parque eólico. Todo lo anterior se logró gracias a una serie de jornadas (talleres) de fortalecimiento en licenciamiento ambiental que la Autoridad ha venido ejecutando con los gremios, así como de manera particular con algunos de sus asociados.

Este proyecto consta de la instalación y operación de 26 aerogeneradores con una potencia de 3 a 5 MW cada uno, una subestación eléctrica con instalaciones de apoyo, para lograr una capacidad de generación de 100 MW y autorización para construir 24,19 km de vías nuevas, 10 ocupaciones de cauce, así como plataformas permanentes y temporales que permiten la instalación, operación y mantenimiento de los aerogeneradores. Todo lo anterior dentro de un área de influencia que abarca 14 comunidades Wayuu, con las cuales se surtió el proceso de Consulta Previa por parte de la Dirección de Consulta Previa (DANCP) del Ministerio del Interior.

Adicionalmente, el solicitante de la licencia presentó un plan de compensación del componente biótico para la mitigación de los impactos, en un área de 353,59 hectáreas ubicada en el “DRMI Cuenca Baja del Río Ranchería, en la Subzona Hidrográfica adyacente denominada Río Ranchería”.

Es de destacar que la energía generada en el Parque Eólico Trupillo será entregada al Sistema Interconectado Nacional (SIN), en un circuito a 500 kV a la subestación Colectora.

Línea de conexión A 500 KV Casa Eléctrica-colectora 1 y subestación Casa Eléctrica

Este proyecto comprende la ejecución de una línea de transmisión en doble circuito a 500 kV de 34,3 km de longitud, partiendo de la Subestación del Parque Eólico Casa Eléctrica (el cual cuenta con Licencia ambiental otorgada el 29 de marzo de 2022), y que servirá como eje de recolección de los circuitos de media tensión de otros parques eólicos pertenecientes a la sociedad Jemeiwaa Ka’I; hasta finalizar en la subestación Colectora. Dentro de la infraestructura se plantea adicionalmente, la construcción de obras provisionales y permanentes tales como un campamento central, instalaciones de casa de mando y operación de los parques eólicos ubicados en la zona de la Subestación Casa Eléctrica, caminos de acceso nuevos y existentes, entre otros.

La decisión de la ANLA está sustentada en la evaluación técnica y rigurosa del proyecto, donde se tuvo en consideración el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), verificando el análisis de los impactos ambientales que se pueden generar por el desarrollo de las obras y actividades, así como las medidas de manejo y de monitoreo establecidas, permitiendo establecer la viabilidad ambiental del proyecto.

El proyecto cuenta en su área de influencia con 51 comunidades indígenas Wayuu con las cuales se realizó el proceso de Consulta Previa por parte de la Dirección de Consulta Previa (DANCP) del Ministerio del Interior, las cuales se verán beneficiadas por la compensación social del proyecto.

Etapa de seguimiento ambiental

El Director Rodrigo Negrete Montes reiteró que la ANLA en cumplimiento de sus funciones y competencias establecidas en la normativa ambiental, una vez se inicie fase constructiva de los proyectos, realizará el respectivo seguimiento y control ambiental, donde se verificará el cumplimiento de las obligaciones establecidas.

De esta manera, la ANLA cierra el año 2023 con un total de 17 licencias ambientales asociadas a proyectos de energías renovables, que permiten continuar en el camino de la transición energética justa, y cuya construcción y entrada en operación, esperamos se dé en el menor tiempo posible.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *