Insolvencia de renovables: ¿Dificultad o una nueva oportunidad para la transición energética en Chile?

Desde el sector energético analizaron el contexto actual del país y plantearon que, más allá de la coyuntura, podría significar la posibilidad de “robustecer” diferentes procesos de planificación y programación de la operación del sistema.

Chile atraviesa un momento complejo en el ámbito renovable luego de que algunas empresas suministradoras hayan declarado la imposibilidad de pagar sus obligaciones derivadas del Mercado de Corto Plazo. Hecho que llevó a que la Comisión Nacional de Energía (CNE) presentara propuestas preliminares para hacer frente a la insolvencia de las compañías. 

Desde el sector energético creen que durante 2023 todavía se pueden presentar nuevos casos de insolvencia por empresas que se encuentren en una posición deficitaria en términos de suministro de contrato y producción propia, pero consideraron que la apertura de la Mesa de Diálogo Público-Privada de Mercado de Corto Plazo y la reconfiguración del mercado podría fortalecer varios sectores en el camino hacia la descarbonización. 

“Más allá de la coyuntura, esto robustecerá el proceso de transición energética. Porque en Chile ese avance hacia una matriz descarbonizada se produjo con mucha voluntad”, sostuvo Andrés Guzmán, socio de la consultora Austral, en conversación con Energía Estratégica

“Sin embargo se dejaron de lado elementos que le daban robustez al proceso de transformación, como por ejemplo el desarrollo de la transmisión, ya que se desatendió su desarrollo a la velocidad que requería la transición energética”, aclaró. 

Es decir que, bajo la opinión de especialista, la situación actual permitiría poner la mirada en aspectos que fueron alertados por participantes del Mercado Mayorista Eléctrico y la inserción de nuevas tecnologías que ayuden a fortalecer la red, tales como el almacenamiento de energía y elementos que permiten el control de frecuencia y de voltaje. 

Asimismo, Andrés Guzmán planteó que ello traerá mayor profundidad y detalle en los estudios y análisis que desarrollen las empresas que deseen llevar a cabo proyectos de generación renovable en el país; como también que el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) podría aplicar herramientas para mejorar el proceso de programación de la operación del sistema. 

“Dentro de la planificación de la transmisión, la Comisión Nacional de Energía utiliza un indicador que refleja la existencia de un mercado eléctrico común. Y por lo tanto, incorpora un indicador para ver que los costos marginales no varíen mucho entre los nodos del sistema”, explicó. 

“Por lo que el CEN podría levantar un indicador de mercado eléctrico común y verificar si la operación del día siguiente significará algún riesgo de desacoples marginales y, por ende, de alguna eventual insolvencia (o inicio) de algún agente. Y así se recogen las señales de largo plazo en el mercado de corto plazo”, sugirió. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *