Semanas atrás, la Junta Directiva renovó autoridades durante una reunión que se llevó adelante en Salt Lake City, Estados Unidos, siendo elegido Gianni Chianetta como Chair para el año 2020.

Para conocer su visión, Energía Estratégica conversó con Chianetta respecto al futuro del mercado solar fotovoltaico.

¿Qué desafíos personales se plantea como Chair 2020 del GSC?

He estado trabajando con la energía solar durante más de veinte años. Y durante 2001 a 2006 fui fundador y dirigí la primera asociación de la industria solar italiana que llevó el volumen de mercado de 30 MW a aproximadamente 20GW. En 2007, junto con el presidente de la asociación alemana de energía solar (BSW), coordinamos en la Red de Asociaciones Nacionales de Energía Fotovoltaica (NNPVA) que luego se convirtió en el Consejo Solar Global (GSC) en 2015, creado durante la COP21 en París y del cual soy Co-Presidente desde su fundación.

¿Y cuáles serán las prioridades para 2020?

Ser presidente en 2020 significa una oportunidad personal después de veinte años de trabajar en la industria fotovoltaica, pero también una gran responsabilidad en un momento en que la energía solar fotovoltaica no solo puede contribuir junto con otras soluciones a la crisis del clima, sino que además tiene un papel de liderazgo por contar con el mayor potencial de crecimiento. Tenemos la oportunidad de convertir a la fotovoltaica en la principal alternativa a las fuentes contaminantes. Pero el desafío no es solo la lucha contra el cambio climático. Nuestro objetivo es suministrar energía limpia a bajo costo en todo el mundo, incluso en los lugares más remotos, contribuyendo a la lucha contra la pobreza y las desigualdades sociales.

¿Desde el punto de vista institucional qué puertas se abren para el GSC?

Entre las prioridades seguramente está la de hacer crecer la base de miembros, la consolidación de asociaciones existentes, el vínculo con IRENA e ISA, y también con sectores industriales. También será importante comenzar nuevas alianzas con instituciones como el PNUD, sectores industriales de renovables y de almacenamiento y movilidad eléctrica.

¿Qué potencia alcanzó la solar fotovoltaica en el mundo?

Hoy solo el 2% de la energía consumida en el mundo proviene de fuentes solares. Sin embargo, el precio de la energía fotovoltaica se ha vuelto competitivo incluso en las plantas pequeñas. Por lo tanto, nuestro desafío será hablar no solo con el mundo industrial, con la comunidad científica y los gobiernos, sino también con las personas y la sociedad. Y esto solo se puede lograr a través de alianzas en campañas de comunicación incluso con asociaciones ambientales.

¿Cómo evolucionará en precio la energía solar de grandes proyectos?

Entre 2010 y 2018, el precio de los módulos solares fotovoltaicos (PV) cayó un 90%, y el costo de la electricidad (LCOE) de la energía solar fotovoltaica disminuyó un 77%. Los nuevos proyectos de energía solar fotovoltaica en países como Chile, México, Perú, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos han visto un costo nivelado de electricidad de tan solo $ 0.03 / kWh, ayudado por el hecho de que los gobiernos han estado realizando procesos de licitación competitiva, al lanzar contratos para desarrollar nuevas plantas de energía.

¿Cómo compite en precio respecto de la generación térmica a gas?

Según el análisis de IRENA (2018b), una descarbonización del sector eléctrico, en línea con los objetivos climáticos descritos en el Acuerdo de París, requeriría una participación del 85% de las energías renovables en la generación total de electricidad para 2050. Gracias al bajo precio y competitivo, las energías renovables ya están reemplazando a las centrales térmicas de gas en la mayoría de los mercados maduros.

¿Qué rol tendrán eólica y solar en este mix?

Con esta tendencia, para ese momento la capacidad de energía solar y eólica aumentaría de 900 GW existentes en la actualidad a 13.000 GW, representando el 60% de la energía total generada. Esto requiere triplicar las adiciones anuales de capacidad eólica y duplicar las adiciones de capacidad fotovoltaica. El almacenamiento apoyará este crecimiento.

Y en este objetivo… ¿qué agenda está pensando el GSC en países con mercados emergentes?

Mi visión del plan para los mercados emergentes apunta a identificar los países con mayor potencial y en este sentido Latinoamérica es una de las regiones principales. Trabajaremos para conocer a los tomadores de decisiones clave de cada país. Y con el apoyo de instituciones globales y de nuestros miembros corporativos, buscaremos establecer nuevas asociaciones industriales nacionales, estimulando licitaciones para incentivar proyectos piloto. Por sobre todas las cosas, necesitamos estimular a los gobiernos para que comiencen nuevos esquemas de incentivos.

¿Se podrá transferir el know-how?

Sin duda, uno de los objetivos clave de GSC es transferir a los mercados emergentes los conocimientos y mejores prácticas, al tiempo que se garantiza que los errores del pasado no se puedan repetir. El nuevo mercado se beneficiará de la experiencia y los costos reducidos que los mercados maduros han logrado en varias décadas.

Este no es el futuro, es el presente. Las subastas y los contratos de PPA son una de las principales oportunidades para el mercado fotovoltaico en muchos mercados maduros y también en algunos mercados emergentes. Por experiencia, la neutralidad real en tecnología y competencia son parámetros clave de las subastas. Uno de nuestros desafíos en los acuerdos bilaterales es la estandarización de los contratos. Esto puede ayudar a acelerar este segmento del mercado que tiene un alto potencial y reducir los costos. Estamos activos en un grupo de trabajo dedicado dentro de IRENA.

¿Qué asociaciones en Latinoamérica participan activamente del GSC?

Argentina, Brasil y México son las asociaciones más activas que contribuyen significativamente al crecimiento del Global Solar Council. Los dos primeros también están en el Comité Ejecutivo. Hemos invitado a la asociación chilena y otros se unirán pronto.

Sobre el GSC

El Global Solar Council (GSC) es la asociación internacional que nuclea empresas del sector solar fotovoltaico, creada durante la cumbre de cambio climático de París, en 2015

Renovó autoridades durante una reunión que se llevó adelante en Salt Lake City semanas atrás.

Global Solar Council Board Directors 2020:

  • Pranav Mehta – National Solar Energy Federation of India (NSEFI)
  • Gianni Chianetta – ITALIA SOLARE
  • Gongshan Zhu – Asian Photovoltaic Industry Association (APVIA)
  • José Donoso – Unión Española Fotovoltaica (UNEF)
  • Bruce Douglas – SolarPower Europe
  • Jifan Gao – China Photovoltaic Industry Association (CPIA)
  • Rodrigo Lopes Sauaia – Associação Brasileira de Energia Solar Fotovoltaica (ABSOLAR)
  • Abigail Ross Hopper – Solar Energy Industries Association (SEIA)
  • Steve Blume – Smart Energy Council
  • Marcelo Álvarez – Cámara Argentina de Energia Renovable (CADER)
  • Sam Hong – Taiwan Photovoltaic Industry Association (Chinese Taipei)
  • Jan Clyncke – PV CYCLE
  • Xavier Daval – Syndicat des Énergies Renouvelables (SER)
  • Jörg Ebel – Bundesverband Solarwirtschaft (BSW-Solar)
  • Niveshen Govender – South African Photovoltaic Industry Association (SAPVIA)
  • Yue Mi – New Energy Industry Association for Asia and the Pacific (NEIAPP)
  • David Renné – International Solar Energy Society (ISES)
  • Eric Luo – GCL System Integration Technology
  • Colin Yang – Trina Solar

Officers 2020

Chair: Gianni Chianetta – ITALIA SOLARE

Chair Elect: Jose Donoso – Union Espanola Fotovoltaica (UNEF)

Immediate Past Chair: Pranav Mehta – National Solar Energy Federation of India (NSEFI)

Co-Chairs:

  • Gongshan Zhu – Asian Photovoltaic Industry Association (APVIA)
  • Rodrigo Sauaia – Associação Brasileira de Energia Solar Fotovoltaica (ABSOLAR)
  • Jifan Gao – China Photovoltaic Industry Association (CPIA)
  • Bruce Douglas – SolarPower Europe
  • Xavier Daval – Syndicat des Energies Renouvelables (SER)

Secretary:

  • Marcelo Alvarez – Camara Argentina de Energia Renovable (CADER)

Treasurer:

  • Steve Blume – Smart Energy Council

Indirectamente, el GSC funciona como espacio de debate y negociación entre China, Europa y Estados Unidos, y los mercados emergentes, plazas que buscan consensos con vistas a objetivos comunes, intentando pasar por alto disputas comerciales.