FARN alertó sobre un mensaje a favor de los fósiles y pocas renovables en las candidaturas principales de Argentina

Desde la Fundación de Ambiente y Recursos Naturales subrayaron que el gas natural no debe ser una energía puente y que se debe acelerar su salida y redirigir los subsidios de las empresas hidrocarburífera hacia las renovables.

Argentina definirá su próximo presidente el próximo 22 de octubre (o 19 de noviembre en caso de balotaje / segunda vuelta) y, con ello, podría verse afectada su política energética a futuro, considerando los tres perfiles que hoy pican en punta. 

Sergio Massa por Unión por La Patria, Patricia Bullrich por Juntos por el Cambio, y Javier Milei por La Libertad Avanza, son los tres candidatos de los partidos políticos con mayor porcentaje de votos en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). 

Y desde la Fundación de Ambiente y Recursos Naturales (FARN), como organización no partidaria a la que le interesan distintos tópicos relacionados con la transición energética, conversaron con Energía Estratégica sobre las propuestas y perspectivas para el sector energético, como también posibles mecanismos a implementar.. 

«Vemos un mensaje nítido en favor de los fósiles en las tres candidaturas y es un punto en común que nos preocupa. Pero debemos tener una agenda más audaz en la salida de los fósiles, que no debe ser abrupta», aseguró Ariel Slipak, coordinador del área de Investigación de FARN. 

«Además, la idea del gas como energía puente aparece en los programas de las tres opciones políticas mayoritarias, sea con una lógica del sector privado, estatal o donde el estado no tenga interés. Y eso es una preocupación porque se debe acelerar su salida y redirigir los subsidios que tienen las empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos hacia las energías renovables», amplió.

Igualmente,  es preciso señalar que desde la Fundación de Ambiente y Recursos Naturales no piden ningún cierre inmediato, considerando que también se requiere una transición con cuidado con respecto a los empleos que hoy genera la actividad hidrocarburífera y que éstos sean absorbidos por las renovables. 

Aunque tampoco observan ninguna propuesta sólida de salida de los fósiles ni ninguna que se alinee con el análisis de los compromisos que se deben asumir en relación al cambio climático. 

De igual manera, desde FARN remarcaron la importancia de que el proceso hacia una mayor participación de las fuentes renovables sea justo, con transferencia tecnológica, una «profunda» capacitación y uso de saberes de actores nacionales, públicos o privados, y con una mirada crítica sobre el origen de los minerales. 

«Las renovables tienen el potencial de generar empleos mejor remunerados y de mejor calidad que los hidrocarburíferos, con mayor uso de saberes y que no dependan del precio del barril. Es decir que la mirada no es solamente ambiental, sino que trata de ser integral y multidisciplinar», apuntó Slipak.

«Pero a cualquier proyecto renovable le exigiría condiciones serias de estudios de trazabilidad del origen de los minerales y que haya un análisis sobre la minimización del uso de los mismos, porque tanto la solar, la eólica y el almacenamiento son muy intensivas en el uso de minerales», planteó.

Debate sobre el cambio climático 

A lo largo de los meses previos a las PASO, diversos candidatos a la presidencia de Argentina cruzaron palabras y propuestas sobre la situación ambiental y el negacionismo por parte de algunos partidos políticos.

Hecho que se potenció principalmente a lo largo de las recientes semanas entre Bullrich, Massa y Milei, donde incluso este último llegó a declarar vía redes sociales que eliminaría el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

«El Acuerdo de Escazú es necesario y se debe avanzar en su implementación. No se está cumpliendo, pero tampoco es lo mismo que alguna fuerza política no quiera avanzar en ello. También lo es el Ministerio de Ambiente, el cambio climático es un problema real y la planificación pública y política ambiental es importante, al igual que los movimientos sociales, que no son un invento ideológico», subrayó el coordinador del área de Investigación de FARN.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *