En diciembre del 2014, la empresa Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM) LEDLar, ubicada en Chamical, La Rioja, anunciaba la incorporación de una nueva unidad de negocios: la producción de paneles solares fotovoltaicos.

LEDLar era conocida como fabricante de luminarias eficientes LEDs, pero, con el apoyo del ex gobernador Beder Herrera, pudo ampliar su presencia en el mercado eléctrico y pasar de emplear 8 operarios a más de 40.

En principio, el nivel de producción de paneles solares fotovoltaicos de la planta riojana era de 2,4 MW, pero tras nuevas inversiones esa cifra ascendió a 10 MW anuales.

Sin embargo, en la actualidad LEDLar está sufriendo un duro revés. En diálogo con Energía Estratégica, Duilio Castro, director de la empresa, manifiesta: «desde que asumió el Gobierno nacional nuestras ventas han caído por el piso”.

Según el empresario, la planta no sólo ha dejado de producir paneles solares, sino que cuenta con un remanente de 2 MW que no está pudiendo colocar en el mercado, algo así como 10 mil módulos fotovoltaicos.

Acercando esta problemática al actual gobierno de Sergio Casas, es que la empresa pudo encontrar una solución: montar un pequeño parque solar fotovoltaico con ese stock en la localidad de Chepes, departamento Rosario Vera Peñaloza.

Lea también: «Fábrica de paneles duplicará producción y gestiona construcción del parque solar más grande de Argentina»

En concreto, Castro cuenta que la construcción de la central solar de 2 MW ya está dando sus primeros pasos. La fecha estimativa de entrada en operaciones es en el mes de diciembre y la energía limpia que produzca podría ser vendida a la Empresa Distribuidora de Electricidad de La Rioja S.A. (EDELAR), cuestión que está en tratativas.

“LEDLar está llevando adelante la obra completa pero se están subcontratando empresas nacionales para hacer diferentes tareas. Tal es el caso de la empresa Electroingeniería ICSSA, que está llevando a cabo la ingeniería de detalle del parque”, describe el directivo.

Por otra parte, Castro comenta: “hoy se están comprando paneles fotovoltaicos directamente del exterior, entonces esta propuesta ha sido una manera de paliar el mal momento que está pasando la empresa».

El Director de LEDLar lamenta el papel marginal que le toca a la industria nacional en este período de expansión que está atravesando la Argentina en materia de energías renovables.

En las rondas 1.0 y 1.5 del Programa Renovar se adjudicaron 916 MW solares fotovoltaicos pero el componente nacional es muy bajo, y casi nulo en incorporación de paneles solares ensamblados localmente.

Uno de los 24 parques solares seleccionados en el plan de gobierno se está montando en La Rioja, en la localidad de Nonogsta, y tendrá 35 MW. Al respecto, Castro se queja que en un proyecto provincial LEDLar no pueda colocar siquiera un mega.

El empresario explica que por la falta de producción hay operarios afectados y otros que fueron reubicados en otras áreas de trabajo dentro de la empresa.

Además, señala que de darse un escenario de reactivación, la planta podría hasta cuadruplicar su capacidad productiva, multiplicando puestos de empleo para los riojanos.