04 de junio de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

Empresarios del biogás esperan la Ley de Generación Distribuida para desarrollar proyectos desde los 100 kW

Ezequiel Weibel, de BGA Energía Sustentable, asegura que existen muchos productores agropecuarios con capacidad de desarrollo de pequeños proyectos pero que aún no tienen un marco regulatorio para avanzar sobre ellos. Por otra parte, la empresa jugará en la licitación Ronda 3, donde esperan una gran participación de emprendimientos si no se cambian las reglas de juego, asegura.

Ezequiel Weibel fue uno de los 200 empresarios que participó del segundo ciclo de entrevistas en vivo que organizó el portal de noticias Energía Estratégica, denominado ‘Off the Record de las Energías Renovables’.

En diálogo con este portal, el empresario contó que se acercó al evento para escuchar los proyectos que tenían las provincias –de la jornada participaron referentes en materia de energía de Mendoza, Santa Fe, Córdoba, Neuquén, Chaco y San Juan-, sobre todo con respecto a políticas de desarrollo de Generación Distribuida mediante energías renovables.

Weibel forma parte de BGA Energía Sustentable, empresa desarrolladora de proyectos de biogás. Desde el año 2014 tienen a cargo el funcionamiento de una planta de 50 kW en Carlos Tejedor, hito en la materia ya que fue una de las primeras de su tipo en entregar energía a partir de los desechos de unas 500 vacas.

El empresario destacó la presencia que está ganando la industria, sobre todo a partir del programa de licitaciones RenovAr, pero señaló que actualmente existe un buen número de proyectos desde 100 kW que podrían desarrollarse pero que carecen de un marco regulatorio para hacerlo. El plan de Gobierno sólo permite proyectos a partir de 500 kW.

“Si logramos bajar la potencia, la dependencia al silo de maíz (al cultivo energético), multiplicidad de productores y actores podrán participar de eso y generar energía distribuida, más allá de que el costo de operación sea más alto”, consideró.

En ese sentido, Weibel destaca que será importante que provincias con gran recurso agropecuario adhieran a la Ley nacional de Generación Distribuida mediante energías renovables –que el Gobierno planea aplicar en las próximas semanas-, o bien creen un marco atractivo para este tipo de proyectos.

Hoy día BGA Energía Sustentable está asesorando proyectos de biogás adjudicados en licitaciones del Programa RenovAr para su construcción y pretende presentarse a la Ronda 3 –planificada para octubre- con 2 proyectos de 600 kW cada uno, “uno en Chivilcoy y otro en Coronel Suarez –ambos en Provincia de Buenos Aires-”, adelantó.

Lea también: «Las provincias dialogaron sobre los temas más importantes de las renovables: Generación Distribuida, licitaciones propias y Ronda 3»

Para Weibel, si las reglas de juego de la Ronda 2 no se modifican para la Ronda 3, podrían presentarse un número similar de ofertas, las cuales habían doblado el cupo de 30 MW que había puesto el Gobierno.

“Fue un gran acierto haber bajado la potencia de 1 MW a 500 kW –de la Ronda 1 a la 2- porque mejoró sustancialmente la capacidad de generar proyectos distribuidos en el área pampeana. Además de los incentivos de tarifa, los proyectos de 1,5 MW quedaban en una tarifa de casi 180 dólares (por MWh) y en proyectos de 500 kW, en 230 dólares (por MWh)”. El precio que fijó el Gobierno sin incentivos era de 160 dólares por MWh a partir de 1,5 MW.

“Con estas tarifas, realmente hacer un proyecto de valor agregado donde el productor además de tener ingresos por la energía trata los efluentes generando biofertilizante, el número es interesante”, indicó Weibel.

No obstante, el miembro de BGA Energía Sustentable explicó que lo más complejo para el sector es acceder a las líneas de financiamiento locales, lo que además genera un problema para competir con desarrolladores internacionales, “porque frente a grandes proyectos, los inversores buscan un proveedor de afuera que les pueda financiar directamente la planta, y ahí perdemos los proveedores nacionales”

“Son necesarias líneas de financiamiento que puedan complementarse con las del BICE y que puedan terminar de aportar el 30 por ciento que el BICE no aporta; o puedan cooperar en la parte de acondicionamiento de sustratos”, cierra el empresario.

Dejanos tu comentario sobre este artículo