El Rosado busca adicionar 8 MW en generación distribuida para el 2024

Con 25 MW en operación, una de las empresas más grandes de Ecuador en el segmento de retail sigue apostando en sistemas fotovoltaicos en sus comercios en línea con su compromiso por mitigar los efectos del cambio climático.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Los problemas de estiaje producto de los efectos del cambio climático están afectando la generación hidroeléctrica que es tradicionalmente, la principal fuente de energía del país. 

Esta situación hace que diferentes actores del mercado sientan la obligación de apostar en otras tecnologías como la energía solar para garantizar el suministro eléctrico de sus actividades.

Bajo esta premisa, Blanca Gallegos, Gerente de Sostenibilidad de Corporación El Rosado, un importante grupo empresarial en Ecuador destaca los esfuerzos continuos de la Corporación por avanzar hacia un modelo más sostenible y eco amigable de la mano de la generación distribuida. 

«Corporación El Rosado» es uno de los más grandes retailers comerciales del sector privado. Queremos entregar los mejores productos y servicios a los clientes y al mismo tiempo que ellos tengan la certeza de que están haciendo una compra responsable con el medio ambiente«, afirma Gallegos.

De esta forma, la ejecutiva compartió los logros significativos del Corporación El Rosado en términos de generación renovable: “En el 2022 cerramos con 12 MW en operación y al año siguiente, duplicamos nuestra capacidad a 25 MW. Ahora, con la flexibilización de la regulación en generación distribuida, la corporación tiene como objetivo sumar 8 MW adicionales”.

En este sentido, hizo referencia a la reciente suba en el límite de potencia de autoconsumo, que pasó de 1 MW a 2 MW.  De acuerdo a la experta, aunque sigue siendo un límite modesto desde el punto de vista comercial, puede ser beneficioso para el sector residencial, que es hacia donde la regulación del sector eléctrico debe avanzar.

Cambio en el marco regulatorio y perspectivas de crecimiento

Ante la creciente demanda de energía potenciada por los efectos del fenómeno de “El Niño”, Gallegos aborda la necesidad de ajustar el marco regulatorio ecuatoriano para fomentar prácticas exitosas observadas en otros países latinoamericanos en favor de las energías renovables.

«Deberíamos homologar prácticas adecuadas de nuestros pares latinoamericanos como Brasil, donde los sistemas de compensación son mucho más accesibles. Puedes compensar con un solo medidor, mientras que en Brasil puedes compensar hasta 3 medidores, atado a la capacidad de generación del operador», indica.

La experta también enfatiza en la importancia de repensar la estructura de tarifas gubernamentales, proponiendo incentivos estacionales que beneficien a los usuarios y promuevan la inversión en energías renovables. 

«No tenemos banderas de consumo. Estas deberían activarse con los problemas de estiaje. Estamos pagando una de las energías renovables más caras del mercado debido a nuestra falta de inversión», expresa.

A pesar de los desafíos, Gallegos adopta una perspectiva optimista: «Hay mucho trabajo por hacer, pero me gusta ver el vaso medio lleno y considero que son dificultades que podemos ver como oportunidades para ser más competitivos». 

De esta forma, el Corporación El Rosado sigue trabajando para posicionarse como un actor clave en el impulso de la sostenibilidad y la generación distribuida en Ecuador, para contribuir a la transición hacia un sistema energético más limpio y eficiente.

 

1 Comentario

  1. Carlos Torres

    Excelente Hito!!! Estamos a las órdenes para seguir manteniendo las PFV en la máxima producción posible mediante la limpieza Robotizada con SolarCleano en Ecuador.🇪🇨

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *