El Gobierno de Colombia toma tres medidas energéticas ante la sequía que está provocando El Niño

De los casi 20 GW que componen la matriz eléctrica del país, el 66,3% está compuesto por energía hidráulica. En septiembre pasado el precio de la bolsa de energía superó los 1.000 pesos por kWh, y el Gobierno quiere evitar otra disparada.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

“Continuamos con las medidas concretas para enfrentar el Fenómeno de El Niño. Hoy en sesión de la CREG avanzamos en acciones que permitan atender la emergencia generada por el tiempo de sequía”, publicó en su cuenta de X el ministro de Minas y Energía Andrés Camacho.

En concreto, el funcionario anunció que se permitirá la contratación directa de energía hasta por 2 años; y, en segundo término, se habilitará la autorización de Entrega de Excedentes para plantas menores.

“Con esta medida buscamos que aquellas plantas que no son despachadas centralmente, puedan entregar excedentes de energía durante este periodo con un permiso de conexión temporal de la UPME”, enfatizó Camacho.

Finalmente, como tercera disposición, el funcionario anticipó que, junto a empresas comercializadoras de energía nucleadas en CODISGEN, impulsarán   medidas que “permitan sostenibilidad financiera durante el fenómeno de El Niño”.

En comparación diaria, el 29 de enero pasado respecto al 30 de enero del 2023, los aportes hídricos (GWh/día) han caído un 60,34%. Sin embargo, de acuerdo a XM, en enero los aportes hídricos se encontraron en el 56,69% de la media histórica, “déficits coherentes con la presencia de un fenómeno de El Niño fuerte como el que atraviesa el país”, aclararon desde la entidad.

No obstante, lo que preocupa al Gobierno es un nuevo aumento de la bolsa de energía que supere los 1.000 pesos el kWh, tal como ocurriera durante la primera semana de septiembre pasado. Actualmente el precio para ese mercado es de 453,75 pesos.

Actualmente la matriz eléctrica colombiana se compone de 19.919 MW, un 66,3% está compuesta por centrales hidroeléctricas (13.206 MW). De hecho, durante el 2023 fue la tecnología que más se incorporó: 642 MW.

Le siguen las térmicas, con el 31,2% (6.208 MW); el año pasado se incorporaron 293 MW. De continuar la escasez hídrica, serán las centrales termoeléctricas más caras las que se deban encender, lo que empujará precios de la bolsa de energía a la alza.

Finalmente, la solar fotovoltaica es la tercera fuente de energía más representativa, pero sólo constituye el 2,4% de la matriz (486 MW). El año pasado se incorporaron 207 MW.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *