El BID prepara una guía para incorporar el almacenamiento a regulaciones en América Latina y el Caribe

Expertos de la División de Energía del BID adelantaron que están trabajando en una herramienta que permita identificar los pasos a seguir para superar barreras iniciales y alcanzar soluciones más sofisticadas adaptadas a cada mercado.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (ARIAE) llevaron a cabo un taller de presentación del informe “Incorporación de almacenamiento de energía en los sistemas eléctricos: experiencias internacionales en modelos normativos”.

Allí, expertos internacionales compartieron los avances y lecciones aprendidas en distintos mercados pioneros en regulación pero además revelaron que tras esta publicación y socialización del documento harán una guía para los hacedores de políticas y regulación en América Latina y el Caribe.

Durante su participación, Edwin Malagón, especialista Senior en Energía del BID y uno de los editores del informe, adelantó en qué consistiría la idea y hasta dónde podría escalar.

“La idea es tener una guía un poco más detallada, una herramienta (aún la estamos viendo en Excel y con algunos países ya la hemos revisado) que nos permita hacer un paso a paso de qué elementos deberían incorporar, qué medidas deberían seguir y qué decisiones deberían tomar”, introdujo el referente de Energía del BID.

Los primeros pasos que darían forma a esta guía para el desarrollo de regulación propicia para la implementación de almacenamiento energético serían 4 e incluiría la caracterización del sistema, las brechas de medidas que ya se han tomado, identificación de barreras y finalmente la hoja de ruta.

En relación a la caracterización de cada sistema, se valoró como prioritario acordar la definición y tratamiento del almacenamiento, condiciones de acceso y conexión a la red, para luego avanzar sobre temas más puntuales como permisos y autorización de proyectos, peajes y cargos de red, marco retributivo, entre otros.

Y, de allí, el especialista Senior en Energía del BID, subrayó que, además de desarrollar una regulación que sea ser agnóstica respecto a la tecnología empleada para el almacenamiento, un punto importante será que los planes de expansión de la transmisión y de la generación incorporen el almacenamiento, ya que será importante su sincronía visto que van a complementar -o en algunos casos sustituir- ciertos recursos de transmisión o generación.

“Al final, el objetivo será poder construir una hoja de ruta de aplicaciones que puedan ser incorporadas en el corto plazo y acciones que requieran ya soluciones más complejas, por ejemplo modificar los servicios complementarios o sacar una ley, que puede ser un trabajo de largo plazo. Entonces, la idea es que el siguiente paso (esperamos pronto tenerlo a disposición de ustedes) podamos tener esta herramienta ya lista para que la aprovechen”, concluyó Edwin Malagón.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *