Davos 2024: Brasil remarcó la necesidad de acelerar la transición energética

Los Ministerios de Medio Ambiente y de Minería y Energía hicieron hincapié en la importancia de cumplir el acuerdo de la COP 28, reducir el uso de combustibles fósiles y atraer más inversiones de proyectos renovables.

Los Ministerios de Medio Ambiente y de Minas y Energía de Brasil, liderados por Marina Silva y Alexandre Silveira, respectivamente, participaron de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial, realizado la semana pasada en la ciudad de Davos, Suiza.

Durante su participación en distintos debates hicieron hincapié en la importancia de cumplir con los compromisos ambientales asumidos por el país, principalmente el Acuerdo de París y el reciente firmado en la 28° Conferencia de las Partes (COP 28), en reducir el uso de combustibles fósiles y acelerar la participación de las renovables en la matriz energética mundial. 

“En este primer año de gobierno, podemos ver que la política ambiental se está volviendo transversal. Brasil es cada vez más un lugar seguro para las inversiones, con reforma tributaria, capacidad de gestión y una democracia estabilizada”, destacó Silva al momento de marcar la necesidad de recursos para inversiones en mitigación y adaptación al cambio climático en el país.

“En la COP 28 afirmamos la transición hacia la eliminación de combustibles fósiles y la búsqueda de soluciones precisas. Sabemos que el problema principal del cambio climático reside en los fósiles, por lo tanto necesitamos la transición para englobar y abarcar a los productores y consumidores de petróleo, al tiempo que garantizamos seguridad alimentaria y un progreso social”, aclaró.

Y de acuerdo al ministro de Minas y Energía, la gran participación de las energías renovables dentro de la matriz eléctrica brasileña, con más del 85% entre centrales hidroeléctricas (109,9 GW), solares (35,7 GW), eólicas (27,6 GW) y bioenergéticas (16,9 GW) refuerzan las condiciones favorables del país para recibir nuevas inversiones y que las industrias produzcan – y exporten productos verdes y sustentables. 

“Brasil está implementando políticas públicas para valorar la economía verde. Fuera de la sostenibilidad no hay salvación para la economía. Para lograrlo utilizamos todo nuestro potencial y nuestras inversiones”, subrayó Silveira.

“La transición energética ya no es una discusión ideológica o académica, todos convergen en comprender su importancia para la preservación del planeta. Pero tiene otro vector claro que es el vector económico, es la nueva economía de la sociedad, que es la economía verde”, agregó.

Pero a raíz de los resultados y políticas públicas ya tomadas y aquellas a implementar, como por ejemplo el programa Programa de Aceleración del Crecimiento por el que se destinarán más de R$ 73 mil millones en nuevos parques renovables, el titular de la cartera energética señaló que “dan autoridad” al país para exigir un mayor compromiso de los países industrializados con la transición energética de las naciones en desarrollo. 

Y cabe recordar que Brasil tiene la presidencia pro-témpore del G20 y que con ello se pretende buscar mecanismos internacionales de diálogo para acelerar la transición energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“No sirve que un país avance con más fuerza y más rápido si no contamos con un instrumento que pueda poner en valor el tema. Y la herramienta más concreta son los créditos de carbono internacionales. Si podemos reducir las emisiones de CO2, aceleraremos mucho la transición y ésta será justa, inclusiva y más rápida en el mundo”, afirmó Silveira.

“El financiamiento de programas estratégicos es crucial, pero también debemos crear mercados para estos productos. Debemos diversificar la economía, darle valor a la biodiversidad y gestionar los recursos para desarrollar nuevas estrategias. Es decir, necesitamos recursos públicos y financiamiento privado, todo el sistema necesita reinventarse para poder considerar la necesidad de apoyar a los recursos medioambientales y las decisiones estratégicas”, complementó la ministra de Medio Ambiente de Brasil. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *