¿Cuáles son las claves del crecimiento de la energía solar en el sector rural de Brasil?

Dicho segmento socio-económico cuenta con más de 3 GW instalados, principalmente por el avance de la generación distribuida remota o el modelo agrovoltaico, entre otras v

El sector rural ocupa un lugar importante dentro del crecimiento de la energía solar en Brasil. a tal punto que hoy en día ocupa el tercer escalón a nivel segmental de la generación distribuida (el límite es de 5 MW por instalación). 

Según los últimos datos compartidos por la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR), dicho sector cuenta con 168759 sistemas de GD instalados (8,7% del total) que suman cerca de 3102,5 MW de potencia operativa (14,6%), y se espera que continúe en auge. 

¿A qué se debe ese crecimiento? Francisco Maiello, coordinador estatal de ABSOLAR en Goiás, explicó que existen diferentes factores que impulsaron su evolución, tanto desde cuestiones económicas como propias alternativas tecnológicas que cada vez toman un mayor rol. 

“El año pasado la tarifa energética rural aumentó más que en todos los demás sectores casi un 10% frente al 7,6% público, el 6,4% del comercial y del 4,2% del segmento residencial, y a partir de ello vimos negocios muy interesantes, como el caso de la generación remota compartida que generó una gigantesca carrera detrás de los proyectos en el inicio del 2023”, remarcó durante un webinar. 

“Pero también hay modelos muy innovadores con la agrovoltaica, que trae esa sinergia entre la solar siendo utilizada en la misma área que el cultivo o el ganado. Sumado a que el uso de energía FV flotante en represas y lagos también tuvo una gran adherencia”, agregó. 

Pero para aquellos lugares donde no llega el sistema de transmisión, o ubicados en punta de línea o que no cuentan con capacidad de transporte suficiente, una alternativa que ganó fuerza es el desarrollo de proyectos híbridos a partir de la combinación solar con almacenamiento de energía. 

Mientras que otras culturas han empezado a reservar espacios dedicados a la generación fotovoltaica y permitir la expansión de su producción, independientemente o en paralelo del avance de la infraestructura de transporte eléctrico. 

“Por otro lado, el mercado agrícola es tan creativo que no sólo se debe a modelos tecnológicos y contractuales, sino que existe el modelo financiero del trueque, que refiere al intercambio entre la instalación del sistema de generación solar por futura producción de cereales, por ejemplo”, complementó Francisco Maiello.

“Es de mucha ayuda para aprovechar rápidamente el sector agrícola. Y 2023 y 2024 será el período de gran boom de estos modelos como de la generación remota compartida, ya que la implementación de proyectos bajo este formato trajo un gran beneficio para el agro y los centros urbanos”, concluyó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *