Desde este mes, Corrientes cuenta con su Ley Provincial 6.428, la cual fue presentada por la diputada María Eugenia Mancini y permite la adhesión de la jurisdicción a la Ley nacional 27.191.

Esto permite previsibilidad en inversiones de energías renovables en el territorio, tales como quita de impuesto al sello, ingresos brutos, impuestos provinciales y no fijar regalías a las energías renovables.

A fines de marzo pasado, la Provincia de Neuquén hizo lo propio tras la sanción de su Ley Nº 3.801. En declaraciones con Energía Estratégica, José Brillo, presidente de la Agencia de Inversiones (ADI-NQN), aseguraba que con la adhesión a la Ley nacional se posicionaban de una forma más auspiciosa para avanzar en proyectos de energías limpias, ya sea a través del Programa RenovAr o el Mercado a Término (MATER).

Desde el 31 de marzo del 2016, cuando el Gobierno nacional publicaba el Decreto Reglamentario del Ré­gi­men de Fomen­to Na­cio­nal pa­ra el Uso de Fuen­tes Re­no­va­bles de Ener­gí­a hasta esta parte, ya son 21 las jurisdicciones que han adherido a la Ley.

Estas son: La Rioja, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Formosa, Jujuy, La Pampa, Misiones, Salta, San Juan, Tucumán, Río Negro, Tierra del Fuego, Chaco, Santa Cruz, Santiago del Estero, Entre Ríos, Neuquén y ahora Corrientes.

Mientras tanto, Buenos Aires, Mendoza, San Luís y Santa Fe no han adherido ni está en sus planes hacerlo.

Algunas de ellas tienen sus propios regímenes de fomentos, que contemplan los mismos beneficios que la Ley nacional. No consideran que sea importante hacerlo sino al contrario.

“Mendoza no ha adherido a la Ley 27.191. Adhirió a la (Ley) 26.190 (norma anterior) y después, con la Ley de Energías Renovables de la Provincia (Nº 7.549), otorgamos los mismos beneficios impositivos que la Ley Nacional pretende y le impone a las Provincias”, señaló a Energía Estratégica Pablo Magistocchi, Director de Energía de Mendoza.