Días atrás Energía Estratégica informó que Costa Rica trabaja en una ley de promoción del hidrógeno verde, al mismo tiempo que se espera la definición de un estudio económico sobre fortalezas, oportunidades y capacidad de producción.

El texto sustitutivo del proyecto ya ingresó a la Asamblea Legislativa de la República bajo el Expediente N° 22392, tras lo presentado a mediados de febrero, y con el impulso por parte de la Alianza del Hidrógeno. 

El mismo tiene como objetivo desarrollar una economía del H2V en el país a partir de la autorización para la generación eléctrica del mencionado vector energético, como así también beneficios e incentivos para la investigación, producción, transporte y su uso final.

En el primer caso se pretende la autorización de los prestadores de servicio público en etapa de generación, que cuenten con concesión vigente, para que puedan destinar su producción de energía eléctrica, total o parcial, a la actividad de H2V en todas sus etapas, pudiendo utilizar las redes de distribución y/o transmisión del Sistema Eléctrico Nacional para el adecuado desarrollo.

Siguiendo esta misma línea, se detalla que el Ministerio de Ambiente y Energía promoverá la política pública para la expansión de la red de transmisión y distribución nacional, de tal modo que pueda incorporar el trasiego de energía eléctrica requerida en la producción y transporte del hidrógeno verde.

Mientras que se prevé que los beneficios e incentivos sean aplicados por un período de veinte años para la investigación, producción y transporte; y quince años para el uso final.

¿Cuáles son esos beneficios? Que no se pague tributo, gravamen, tasa, contribución o derecho consular sobre la importación y/o compra local de maquinaria, equipos, accesorios, repuestos, compresores, sistemas de almacenamiento, entre otros elementos vinculados a estas actividades.

En tanto que para el uso final del hidrógeno verde, los mismos están orientados principalmente a diferentes tipos de transporte y sistemas térmicos.

Y es preciso recordar que a principios de mes el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica decretó que los equipos para la producción de H2V serán considerados como bienes inexorables de ahora en adelante.

Por otro lado, la Dirección General de Migración y Extranjería facilitará los trámites de visado y demás permisos migratorios a aquellas personas extranjeras que ingresen al país con el objetivo de desarrollar o ejecutar proyectos relacionados al H2V sujetos a la ley. 

Además, en caso de aprobarse esta iniciativa legislativa, se destaca que ya se pondría fecha límite para elaborar una estrategia nacional de hidrógeno verde: un año a partir de la entrada en vigencia. Y ésta estrategia deberá definir los lineamientos de mediano y largo plazo para el fomento y desarrollo de la economía H2V. 

A su vez, el Poder Ejecutivo tendrá un plazo máximo de seis meses – a partir de la fecha de publicación de la ley – para su reglamentación. Pero se aclara que caso de no haberse aprobado reglamento alguno, el Ejecutivo no podrá rechazar y/o denegar proyectos de la industria de esta índole que se presenten al amparo de esta disposición.