Hasta el momento, el plan contempla la construcción de 128 viviendas sociales piloto que muestren las tecnologías EE y ER, la creación de normas de referencia bioclimática específica para viviendas sociales que incorporen componentes sustentables, como así también especificaciones generales para su implementación.

Las viviendas serán monitoreadas durante todo el año y se prevé que los resultados obtenidos de allí se compararán con un grupo de control de 640 viviendas sociales que no cuenten con medidas EE ni ER.

Para la ejecución, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) asignó a la Nación una donación de hasta US $ 14630855 en virtud de compartir los objetivos que el proyecto se fijó cumplir. Esta iniciativa aportaría al cumplimiento con los compromisos asumidos en el Acuerdo de París, el Protocolo de Kyoto y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Además de acercar soluciones en la construcción de hogares eficientes para familias vulnerables al rededor de Argentina (está contemplado abarcar las ocho zonas bioclimáticas del país), el Gobierno nacional se asegura con la instalación de estas pruebas piloto una reducción de 884 toneladas de CO2 emitidas por año.

Lea también: «El BID ofrece planes de financiamiento para energías renovables en Argentina»

El proyecto “Eficiencia Energética (EE) y Energía Renovable (ER) en la Vivienda Social Argentina”, será coejecutado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Secretaría de Vivienda y Hábitat del Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda, con sus respectivas unidades coejecutoras (UCEP) respaldadas por la Resolución 423/2018, contando además con el apoyo técnico del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Ministerio de Energía, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y los Institutos Provinciales de Vivienda.

De ahí es que, a fin de asegurar la eficacia en la ejecución del proyecto “Eficiencia Energética y Energía Renovable en la Vivienda Social Argentina”, se designó como autoridad para su gestión y coordinación al actual Secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable. El Ing. Carlos Bruno Gentile será entonces quien, a partir del 1º de agosto de este año, será una de las personalidades que dirigirán el proyecto, en representación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Finalmente, otro ámbito que cubrirá el proyecto es el de generación de recursos humanos. Se contempla no sólo capacitación en la instalación y uso de las nuevas tecnologías incorporadas para las familias, sino también concretamente la formación de 60 técnicos preparados para el monitoreo de ahorro de energía y consecuente reducción de emisiones de gases efecto invernadero a nivel local, y al menos un 40% de actores locales (personal privado y de interés municipal) capacitados en tecnologías EE y ER. A aquellas cifras deben sumarse al menos un 80% de los actores locales del Instituto provincial de la Vivienda que serán formados en el monitoreo de la construcción y diseño de viviendas piloto.