El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación de la línea de financiamiento para el Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancóldex) que contempla un préstamo de 175.000 millones de pesos colombianos (aproximadamente 45 millones de dólares).

Además, otorgará un cofinanciamiento de 3.5 millones de dólares y un financiamiento no reembolsable de 1.5 millones de dólares proveniente del Fondo para una Tecnología Limpia.

Por medio del programa, Bancóldex podrá otorgar financiamiento para proyectos de energías renovables no convencionales, como solar, eólica, pequeños proyectos de energía hidroeléctrica, biomasa e hidrógeno verde, así como líneas de transmisión asociadas.

Además, los créditos permitirán fondear emprendimientos con almacenamiento en baterías, eficiencia energética, generación distribuida e infraestructura para medición inteligente (AMI).

Asimismo, también se permitirá financiar la movilidad eléctrica, como sistemas de transporte público masivos o integrados, servicios de transporte privado, transporte de pasajeros individuales y de carga.

También se podrá financiar estaciones de vehículos eléctricos, depósitos de mantenimiento de buses y centros de homologación y prueba de vehículos eléctricos.

Según pudo saber Energía Estratégica, las líneas de crédito serán ideales para este tipo de proyectos de infraestructura, ya que concederá plazos más largos que otros instrumentos, del orden de los 15 a 20 años, y tasas un poco más competitivas.

Si bien para que los fondos queden completamente operativos, tanto Bancoldex como el Ministerio de Hacienda deben terminar por constituir unas garantías, entre otras cosas, fuentes aseguran que esta no es una limitante para que la banca comience a recibir proyectos e iniciar los estudios correspondientes que decidan la concesión de créditos.

De acuerdo a lo informado por el BID, el préstamo está alineado con la Visión 2025, hoja de ruta del Grupo BID para avanzar hacia la recuperación y el crecimiento inclusivo de América Latina y el Caribe, en cuatro de sus ejes fundamentales: economía digital, productividad, género e inclusión y cambio climático.

Esta es la tercera operación de una serie que forma parte de la Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión, aprobada por el directorio ejecutivo del BID en 2019 por un monto de 600 millones de dólares con un período de utilización de seis años.