CMI Capital apuesta por más renovables y una nueva meta de descarbonización en Centroamérica y el Caribe

La empresa multilatina con más de 800 MW instalados en la región ya evitó la emisión de 1,7 millones de toneladas de CO2 al año y prevé ampliar su objetivo por otras 500.000 toneladas de CO2.

CMI, la corporación familiar multilatina con más de 100 años de experiencia y con presencia en más de 16 países, seguirá promoviendo proyectos de energías renovables y eficiencia energética en la región a través de su agrupación de negocios Capital. 

Aldo Vallejo, director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de CMI Capital, participó del mega evento físico “Latam Future Energy: Mexico, Central America and The Caribbean Renewable Energy Summit” en República Dominicana y confirmó que ya se plantearon nuevos objetivos de descarbonización. 

Tenemos el propósito de generar inversiones de impacto que impulsen el desarrollo sostenible, del cual parte toda la estrategia de negocio. Incorporamos la sostenibilidad, partiendo del reconocimiento del impacto que podemos tener, y con nuestra generación ya evitamos la emisión de 1,7 millones de toneladas de CO2 al año”, detalló. 

“A raíz de ello, nos planteamos una nueva meta de descarbonización de otras 500.000 toneladas de CO2 en los próximos años gracias a la generación renovable, ya sea eólica como la que tenemos en diferentes países o en hidroeléctricas”, aseguró durante su participación en el segundo panel del evento que se llevó a cabo en el Hotel Continental Real Santo Domingo

Y cabe recordar que esta empresa cuenta con más de 810 MW de capacidad instalada y operativa entre centrales eólicas, solares e hidroeléctricas en países como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana.

Incluso, el especialista reconoció que existe “un gran apetito” en el mercado de capitales externos internacionales por invertir en renovables, sobre todo en la región de Centroamérica y el Caribe por los recursos naturales existentes, las posibilidades de desarrollo de proyectos y el posible crecimiento en la demanda. 

Interés que quedó demostrado durante la colocación de USD 700 millones de bonos verdes y un crédito sindicado de USD 300 millones en abril del 2021, momento en el que hubo mayor demanda para financiar proyectos que ayuden a paliar las consecuencias del cambio climático o que busquen preservar el medioambiente.

“Tuvimos como objetivo colocar 700 millones de dólares que permitan mejorar nuestra estructuración financiera. Lo logramos, pero esa pudo ser cinco veces más grande, porque hubo más solicitudes a tal punto que el bono fue sobre suscrito cinco veces”, manifestó Aldo Vallejo.

Pero más allá de la oportunidad por la diversificación de la matriz y objetivos de llegar al 25% con fuentes renovables al 2025, también observan un segundo rubro que abre el reglamento de generación distribuida. 

“Estamos planteándonos brindar soluciones B2B a empresas, no sólo en eficiencia energética y generación distribuida sino también el paquete completo que incluye la identificación de terrenos y la construcción de zonas o centros industriales que tengan garantizado los objetivos de sostenibilidad, acompañado de la estructuración financiera”, concluyó el director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de CMI Capital. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *