Celsia es una de las empresas de energía más importantes de Colombia. No sólo transporta y distribuya energía a más de un millón de clientes en 39 municipios del Valle de Cauca, 47 en el Tolima y uno en Chocó (San José del Palmar), sino que la genera a través de distintas fuentes, principalmente hidroeléctrica y termoeléctrica.

Pero se está desarrollando con fuerza en el área de las renovables no convencionales. En una columna para el medio colombiano La República, Ricardo Sierra, presidente de la compañía recordó que en 2017 pusieron en operación el primer proyecto fotovoltaico de gran magnitud en Colombia: Celsia Solar Yumbo (9,9 MW).

“Luego llegaron Celsia Solar Bolívar (8,6 MW) y muchas soluciones solares para empresas, universidades, urbanizaciones y residencias, alcanzando en 2019 100 MW solares en proyectos operativos y en instalación, equivalentes a la capacidad necesaria para atender a más de 54.000 hogares al año”, resaltó el directivo.

Y destacó: “hoy tenemos en desarrollo más de 600 MW en nuevas plantas solares y eólicas que se construirán en los próximos 4 años”.

En ese marco, Sierra subrayó los resultados alcanzados en la subasta a largo plazo de energías renovables, donde fueron asignados 2.250 megavatios, “casi 10% del total de la demanda del sistema”, calculó.

“Con estos resultados se dio un incentivo muy importante a la entrada de fuentes no convencionales. En Celsia quedamos con la responsabilidad de ejecutar proyectos eólicos en La Guajira que aportarán 18% de la electricidad adjudicada en esta subasta”, indicó el ejecutivo.

La compañía, a través de su subsidiaria ‘Empresa de Energía del Pacífico’, adjudicó dos de los seis parques eólicos seleccionados en el proceso. Se trata de Camelia, de 250 MW, y Acacia 2, de 80 MW.

Por otra parte, Sierra destacó la aprobación de la Ley de movilidad eléctrica (ver nota). “Promueve la llegada de más vehículos eléctricos particulares y masivos, y facilita las condiciones de carga, uso y estacionamiento de estos modelos en el país”, señaló.

Según el Grupo Bancolombia para 2030 podría haber 400.000 vehículos eléctricos circulando por las carreteras colombianas, en virtud de esta ley.

Para Llanos Beltrán de Celsia es posible una nueva subasta a 10 años donde las renovables compitan junto a la hidro y la térmica