CADER prepara su hoja de ruta de transición energética para presentarla ante el nuevo gobierno de Argentina

La Cámara Argentina de Energías Renovables participó del evento FES Argentina y planteó que aún están activas las siete mesas de trabajo para la creación de un proyecto de ley que busca ayudar a alcanzar los compromisos ambientales del país.

La Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) fue una de las entidades que acompañó el mega evento Future Energy Summit (FES) Argentina que se realizó a principios de marzo en la ciudad de Buenos Aires y que reunió a los principales líderes de la industria energética de la región. 

Martín Parodi, presidente de CADER, participó del panel de debate “Oportunidades de inversión para las energías renovables en la visión de los líderes del sector” y comentó cuáles son los focos ante la llegada de un nuevo gobierno en el país, como también de la actual gestión de CADER que asumió a fines del año pasado. 

“El foco es seguir impulsando las energías renovables en el país, agrupando todas las tecnologías. Y ahora avanzamos en un mapa u hoja de ruta para ayudar al sector, con la idea de pasárselo al gobierno, para todo el período de transición energética y cómo llegar a los años venideros”, destacó. 

El documento en cuestión se titula «Propuesta legislativa integral para la Transición Energética en Argentina y su aprovechamiento como oportunidad de desarrollo» y lo trabajan entre siete mesas de trabajo del Comité de Transición Energética que abarcan varios rubros:

  • Energía Renovables
  • Uso Racional de la Energía
  • Movilidad Sostenible
  • Hidrógeno
  • Financiamiento
  • Infraestructura de Transporte y Distribución
  • Oil & Gas 
  • Integradora

El objetivo es poner el documento a disposición del gobierno nacional y las fuerzas políticas con representación parlamentaria en los próximos meses, para acelerar las inversiones y cumplir con los compromisos ambientales asumidos por el país hacia 2030, como por ejemplo el Acuerdo de París o el adherido durante la COP28

Además, se pretende evitar bajar los costos de la economía en general mediante una matriz más limpia y sustentable, lograr mayor competitividad entre las tecnologías, impulsar la creación de nuevos puestos de trabajo y evitar barreras paraarancelarias relacionadas con la huella de carbono y la intensidad energética de los productos de exportación. 

“Si bien lo iniciamos desde CADER, está invitado todo el sector, desde otras asociaciones, empresas y todo tipo de entidades de la industria energética. Es un trabajo que debemos hacer como argentinos para bien del país”, subrayó Parodi.

Es por ello que la iniciativa que comenzó en el transcurso del 2023 cuenta con actores que integran la demanda, la oferta de generación, transportistas, distribuidores de energía y más referentes de las renovables y la transición energética nacional. 

El papel del sector privado

La llegada de Javier Milei y sus ideales liberales al Poder Ejecutivo pareciera que abre las puertas a que el sector privado apalanque más inversiones en proyectos de generación de fuentes renovables, infraestructura eléctrica y vectores energéticos como el hidrógeno, permitiendo un mayor dinamismo y flexibilidad en la toma de decisiones de mercado

Incluso, el gobierno ya anticipó que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) dejará de ocupar el rol de comprador de energía, sino que sería el privado quien tome un mayor protagonismo en el sector, ya sea en la construcción de obras de transmisión como a través del mercado de derechos de emisiones de gases de efecto invernadero.

El presidente de CADER fue consultado al respecto sobre su mirada sobre los posibles esquemas que se podrían implementar bajo ese contexto, a lo que respondió que la modalidad de Participación Público-Privada (PPP) “siempre es buena”. 

¿Se reflota el esquema PPP para obras de transmisión en Argentina?

Y si bien remarcó que muchos países del mundo avanzaron en ese modelo para concretar diversas obras públicas y proyectos, sostuvo que “en Argentina desgraciadamente no se pudo hacer” y planteó otras barreras a considerar en la ecuación. 

“Para hacer las obras de transmisión troncales, largas y costosas, que van de inversiones desde USD 700.000.000 a USD 1.000.000.000, nos tenemos que juntar entre muchas empresas para hacerlo y de la mano de bancos internacionales, necesitaremos mucha financiación”, manifestó Parodi.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *