BNDES confirma que financiará la transición energética de Brasil

Se espera que la cartera de inversiones supere los R$ 47 mil millones y que incentive la industria del hidrógeno verde mediante subsidios o ayudas económicas similares al Programa de Incentivo a Fuentes Alternativas de Energía Eléctrica.

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil analiza un nuevo financiamiento para la transición energética del país, entre lo que se incluiría el avance tecnológico de proyectos de hidrógeno verde. 

“Queremos incentivar la industria de electrolizadores, amoníaco verde, química verde, combustibles bajos en carbono y estamos considerando políticas para eso”, aseguró Luciana Costa, directora de Infraestructura, Transición Energética y Cambio Climático del BNDES durante un evento. 

Y según informó, la cartera de inversiones en infraestructura de dicha índole podría superar los R$ 47 mil millones (cerca de USD 9,7 mil millones), lo que representaría un crecimiento de la cartera financiera del banco en aproximadamente un 10% con respecto al 2022. 

Asimismo, la especialista planteó como atractiva la posibilidad de que existan subsidios “inteligentes y focalizados” en diversos rubros energéticos, abriendo la puerta a un nuevo plan que favorezca al H2V y futuras licitaciones de dicho vector, similar al Programa de Incentivo a Fuentes Alternativas de Energía Eléctrica (PROINFA) por el cual se agregaron 1,3 GW de capacidad eólica al sistema interconectado brasileño mediante tarifas del tipo feed-In y contratos PPA.

“Esto ya lo hicimos con las energías renovables post-apagón y lo hicimos bien. Pero el coste de la energía del hidrógeno verde es más caro que el de los hidrocarburos y vamos a necesitar nuevos incentivos”, señaló Luciana Costa. 

Aunque para catalizar tal apoyo, la directora de Infraestructura, Transición Energética y Cambio Climático del BNDES remarcó la “necesidad” de contar con legislaciones acordes para todas las variantes tecnológicas y apuntó principalmente a la eólica marina y el almacenamiento de energía, considerando que ya se planifica subastas para la concesión de autorizaciones en aguas jurisdiccionales de Brasil para empezar los estudios ambientales de proyectos offshore. 

“La legislación estadounidense está más avanzada que la nuestra y ahora tenemos que tener política pública, regulación y dar seguridad a la inversión privada”, sostuvo. 

Estas declaraciones llegan pocos días después de que el Ministerio de Minas y Energía confirmara el lanzamiento de un master plan de descarbonización de la Amazonia y de que Luiz Inácio Lula da Silva ratificara el compromiso del país con la transición energética y la mitigación del cambio climático. 

Lula da Silva: “Estamos apostando por el hidrógeno verde en todos los estados del Nordeste”

Aunque cabe recordar que el gobierno de Lula da Silva tomó el control del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social a comienzos de este año, y desde aquel entonces la entidad financiera apostó con más fuerza en proyectos de generación renovable. 

Además de que se busca impulsar inversiones en empresas que actúen en el mercado libre de energía – hoy con gran parte de la operación en empresas de alto consumo industrial.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *