Benigno Villarreal: “Para el 2030 se desarrollarán entre 3.000 y 5.000 MW en México”

El director general de Vive Energía es optimista y vislumbra un crecimiento en proyectos de energías renovables en el país. “Vendrá un bull market en materia de desarrollos solares y eólicos y tomarán ventaja aquellos que se hayan mantenido en México a la expectativa de un cambio en las condiciones”, considera el experto ¿Cuál es su análisis?


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

De acuerdo al sector privado, aunque las inversiones se vieron paralizadas por las cancelaciones de subastas de proyectos renovables en los últimos años en México, se empiezan a ver cambios de criterio de la administración pública y crecen las expectativas de cara a las próximas elecciones. 

En una entrevista exclusiva con Energía Estratégica, Benigno Villarreal, director general de Vive Energía, empresa con alta trayectoria en la comercialización de energías renovables, hace proyecciones a corto plazo y describe las oportunidades en el país.

¿Cómo se encuentra la actividad eólica actualmente en México? 

La operación y los resultados financieros de los parques, tanto de Vive Energía como de otras empresas, han estado a la altura de las expectativas. No obstante, el esfuerzo de desarrollo se ha ralentizado en virtud de los retos en materia administrativa y legislativa que se han vivido en los últimos años. 

En términos financieros estamos viviendo un bear market. Al mismo tiempo se empieza a acumular una necesidad importante en el mercado de generación de renovables. Esto no solo por el crecimiento natural de la demanda eléctrica con el desarrollo económico del país, sino también derivado del nearshoring, es decir, el acercamiento al principal mercado consumidor, que es Estados Unidos, por parte de proveedores de diferentes nacionalidades que se allegan a México en virtud de su cercanía, para lograr ser más competitivos en costos y logística.

¿Cuáles son las expectativas en el corto plazo?

En Viva Energía estamos convencidos de que el futuro de la energía es eléctrico y el futuro de la electricidad es renovable. Vendrá un bull market en materia de desarrollos solares y eólicos y tomarán ventaja aquellos que se hayan mantenido en México a la expectativa de un cambio en las condiciones.

Estamos con mucho entusiasmo porque olemos vientos de cambio favorables. Este es un momento para estar presente en el mercado mexicano porque en el corto plazo veremos una ola de inversiones que se potenciarán el año que viene y se materializarán a partir de 2025. Para el 2030, estimamos que se desarrollarán entre 3.000 y 5.000 MW en el mercado mexicano.

De cara a las próximas elecciones, ¿qué tipo de políticas deberían proponerse en México para masificar ese salto hacia las renovables?, ¿considera que hay partidos con ese interés? 

Debemos trabajar con el marco jurídico que tenemos. Tenemos vigente la misma legislación que al principio del sexenio. Es una legislación moderna que permite la inversión y da certeza a las partes participantes del mercado. A título personal, considero que no hay cosa más sencilla que pedirle a un funcionario público que cumpla la ley. 

El cambio de criterio que le dé apertura a la inversión privada en energías renovables se va a dar de manera indistinta al partido que gane las elecciones federales. Independientemente del partido que llegue al poder, estarán llegando nuevos criterios que permitan la aplicación de la legislación actual.

¿En qué regiones de México hay mayores oportunidades para desarrollos eólicos?

La península de Yucatán se ha convertido en víctima eléctrica de su propio éxito en políticas de desarrollo económico. También hay oportunidades en la península de Baja California, que no está interconectada al sistema eléctrico nacional y tiene una precariedad eléctrica importante. 

A su vez, las zonas fronterizas al Golfo de México, son una región de generación privilegiada porque tienen acceso a gas natural que viene de Estados Unidos a un precio también bastante accesible. 

Entonces, se abre una oportunidad no solamente en las zonas que requieren mayor energía, como es el caso de las penínsulas, sino también en situaciones de mayor holgura energética, como es el caso del noreste de México. 

Las oportunidades están presentándose en diferentes partes del país. Como desarrolladores mexicanos, es muy importante haberlas ya identificado y estamos a la espera de poder materializarlas de la mano de la inversión extranjera que busquen un socio local.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *