“Se ha establecido en el Plan Integrado de Recursos de la Autoritaria de Energía Eléctrica unos procesos para integrar 3750 megavatios de energías renovables a la red eléctrica, que permitan cumplir con las políticas públicas establecidas y alcanzar un 40% de energías renovables en Puerto Rico”, introdujo Francisco Berríos Portela, director del Programa de Política Pública Energética en el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico.

Para lograr aquella meta hizo hincapié en uno de sus mecanismos que ya está en marcha y que consiste en seis convocatorias de Solicitudes de Propuestas (RFP, por sus siglas en inglés) para energías renovables y almacenamiento.

El año pasado, celebramos el lanzamiento del “tranche 1”, a pesar de las prórrogas y la incertidumbre que generaba adentrarse en un nuevo proceso. En aquel momento, se pusieron en juego 1000 MW solares y 500 MW de almacenamiento equivalente, además de aceptarse propuestas de VPP por 150 MW.

Actualmente, ese proceso sigue en marcha y estaría transitando su etapa final; mientras que, en paralelo, ya se convocó al “tranche 2” y se anunció que el “tranche 3” ya estaba siendo diseñado. 

Sorpresa en Puerto Rico: ya se prepara la tercera subasta de renovables y almacenamiento

Ahora bien, en este camino en dirección a la transición energética, aún existirían desafíos. 

Puerto Rico todavía cuenta con el 96% de participación de fuentes fósiles en la matriz de generación y deberían tomarse decisiones cuanto antes para acelerar la incorporación masiva de renovables e ir desplazando fuentes contaminantes.  

“Tenemos que dar un salto cuántico para lograr que el 40% de la energía sea renovable al 2025”, visibilizó Javier Rúa Jovet, director de Políticas de la Asociación de Energía Solar y Almacenamiento de Puerto Rico (SESA), durante un panel de debate que compartió con Berríos Portela. 

Aquella meta podría lograrse con los RFP. Sin embargo, el primer RPF “tranche 1” que aún sigue en curso despierta algunas dudas: si bien se aceptaron 18 propuestas, aún siguen en evaluación a la espera de un PPA.

«Falta firmar los acuerdos y construir esos proyectos. Eso no está tan cerca”, alertó Javier Rúa Jovet. 

De allí que, desde SESA han planteado al regulador que de señales al mercado sobre cuáles son los pasos a seguir para que no sólo tenga claridad el “tranche 1” que podría adjudicar los primeros 1000 MW u 800 MW de energía solar, sino también para dar confianza al inversor para las próximas convocatorias. 

Como respuesta, Francisco Berríos Portela se refirió a la rápida respuesta que ha tenido el gobierno puertorriqueño en la implementación de política pública prorenovables y que augura llegue a cumplirse debidamente. 

«En el año 2019, se firmó la Ley de Política Pública Energética que establece las nuevas metas agresivas. Y, en solo un año, Puerto Rico ha iniciado la transformación del sistema energético integrando un operador, aprobando un reglamento de trasbordo, concretando los procesos de los tranche, facilitando las interconexiones, entre otros temas que demuestran que el marco regulatorio se está moviendo muy rápido”, remarcó. 

Ahora bien, también reconoció que aún no cantan victoria porque falta camino por recorrer pero que apuestan a cumplir sus metas. 

“Estamos en la dirección correcta”, confió el director del Programa de Política Pública Energética en el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico.

Aquellos comentarios fueron realizados durante el panel “Focus Puerto Rico: Proyectos Utility Scale & Almacenamiento”. En el cual, también participaron referentes de LUMA Energy, AES Puerto Rico y Power Electronics. 

Acceda a los testimonios completos de estos referentes del sector energético renovable en los canales de YouTube de Latam Future Energy, Invest in Latam y Energía Estratégica.