Aseguran que 47.000 pymes pagarían un 30% menos de energía por acceder a la contratación libre en Chile

La Asociación de Comercializadores de Energía (ACEN) le está proponiendo al Ministerio de Energía la reducción del requisito de potencia conectada de 501 kW. Directivos consideran que el umbral debiera fijarse en los 101 kW.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

Una vieja solicitud de la ACEN está llegando a los oídos de la cartera de Energía, comandada por Juan Carlos Jobet, con una medida concreta: que se impulse la reducción del requisito de potencia conectada indicado en el artículo 147 letra d) de la Ley General de Servicios Eléctricos, conforme a la facultad y mecanismos ahí establecidos.

De este modo, asegura la entidad, el umbral de potencia conectada de 501 kW anuales se reduciría, permitiendo la incorporación de unas 47.000 pymes, las cuales, de migrar del mercado regulado al libre, podrían favorecerse con una energía hasta un 30% más barata.

“Si se implementa esa rebaja, año a año se agregaría un número importante de pequeñas y medianas empresas (pymes) que podrían acceder al descuento de energía eléctrica. A ello se sumaría una mejora en la calidad de atención comercial, el derecho a elegir a su suministrador y la posibilidad de acceder a una oferta más amplia de servicios relacionados”, resaltó Sebastián Novoa, presidente de la asociación de comercializadores.

En una entrevista para Energía Estratégica (ver), realizada en julio pasado, Eduardo Andrade, actual Secretario Ejecutivo de ACEN, manifestó que para “estimular la cantidad de competidores” el límite de potencia conectada para pasar a cliente libre debiera ser de 101 kW.

“Según la historia de la normativa, tener más de 501 kW implicaba tener una capacidad de negociación frente a una empresa distribuidora, que era la única alternativa de suministro. Pero hoy, cuando existen múltiples empresas que pueden dar ese suministro, ¿tiene sentido continuar limitando el acceso a mejores precios?”, se pregunta Novoa.

No obstante, el presidente de ACEN elabora una respuesta. Señala: “Quienes se oponen a esta reducción han esgrimido principalmente que se afectarían los contratos existentes entre las empresas distribuidoras y generadoras, originados en las licitaciones realizadas por la Comisión Nacional de Energía (CNE)”.

Pero opina que esa preocupación carece de fundamentos. Argumenta: “Las cifras indican que la afectación a esos contratos sería marginal (alrededor del 0,8%) y de corta duración (dos años)”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com