AMIF sugiere claves para expandir la industria fotovoltaica en México

La Asociación Mexicana de Industria Fotovoltaica planteó que se deben desarrollar más redes de distribución y abrir la participación de la industria privada para el crecimiento del sector.

El incremento de la energía solar en México durante 2023 se dió principalmente de la mano de la generación distribuida, de acuerdo al último reporte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE)  la capacidad instalada alcanzó los 2954.65 MW en 367207 contratos.

En cambio, los proyectos de gran escala suman 7544 MW de potencia operativa, pero es preciso mencionar que ese tipo centrales se vieron afectados por los desafíos políticos y las cancelaciones de permisos de los últimos años. 

A tal punto que desde el debate de la reforma eléctrica de López Obrador de 2021, sólo entraron en operación poco más de 2,1 GW, la mayoría parques adjudicados en las Subastas de Largo Plazo, llevadas adelante en el anterior lustro.

A la espera de lo que pueda suceder en 2024, Manuel Gómez Herrera Lasso, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica (AMIF), compartió su visión sobre el estado del sector y las cuestiones que se deben abordar para que éste se expanda.

“Para que el sector fotovoltaico crezca es necesario abrir la participación de la industria privada en la generación de gran escala, y que la empresa administradora desarrolle más las redes de distribución para permitir la instalación de nuevas centrales eléctricas”, expresó. 

“Además, muchos de los proyectos no se pueden instalar por la falta de desarrollo de redes de transmisión y distribución”, aclaró el especialista en diálogo exclusivo con Energía Estratégica.

En lo que respecta a la generación distribuida, la asociación afirma que las empresas especializadas deben institucionalizarse y profesionalizarse para atender la demanda creciente del sector, considerando que el 2023 fue un año de “expansión”, pero también de muchas expectativas sobre una nueva regulación para aumentar el límite de la generación distribuida de 500 kW a 1 MW.

“Hasta ahora la GD es la única que no ha sido afectada directamente por las políticas públicas. Pero indirectamente, la incertidumbre y falta de conocimiento afectan al mercado, ya que hay gente que tiene temor”, agregó.

De cara a las elecciones 

A pesar de que las ventas y porcentajes de GD crecieron en México durante el año pasado (se sumaron 324,87 MW en 2023) aún existen muchas expectativas en el sector debido a las inquietudes que produce esta posible disposición, y a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo 2 de junio.

Las candidatas que lideran las encuestas son Xóchitl Gálvez, de la alianza entre el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien fue senadora del Congreso de la Unión (2018 – 2023); y Claudia Sheinbaum por parte de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), exsecretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal durante la jefatura de gobierno AMLO (2000 – 2006) y ex jefa de Gobierno de CDMX (2018 – 2023).

“Creemos que la nueva administración debe ser positiva. Por un lado la candidata del partido del actual gobierno es una experta en renovables y seguramente tenga un matiz ambientalista”, comentó Manuel Gómez Herrera Lasso.

“Por otro lado, mantienen un discurso apoyando a la generación de fuentes limpias y la candidata se ha mostrado convencida de eso. Así que en cualquiera de los dos escenarios se espera que la industria mejore”, agregó.

Y cabe recordar que México firmó en diciembre el acuerdo de la COP28, y la posibilidad de cumplir con los compromisos adoptados dependerá del rumbo de las políticas energéticas que desarrolle el próximo gobierno.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *