AES Andes avanza con 1.1 GW eólicos en Colombia y proyectos de almacenamiento en Chile

En diálogo con Energía Estratégica, el vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la empresa global, Enrique Ramón, habló de su robusto portafolio de proyectos renovables en la región y de sus intentos por impulsar la industria del hidrógeno verde.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

El pasado 25 y 26 de octubre, en el Hotel JW Marriott de Bogotá durante el evento de Latam Future Energy (hoy Future Energy Summit), Enrique Ramón, vicepresidente de Desarrollo de Negocios en AES Andes,  multinacional productora de energía eléctrica destacó el salto que está dando la compañía en la región colombiana.

 “Tenemos un portafolio muy balanceado, contamos con una planta hidroeléctrica de 1000 MW, que es nuestro bacán y estamos trabajando en el desarrollo de un portafolio eólico en La Guajira con un potencial de 1.100 MW”, comentó el ejecutivo en una entrevista exclusiva con Energía Estratégica.

“Aunque no tenemos un target definido de megavatios, estamos trabajando fuertemente en incorporar proyectos solares para tener más opcionalidad y activar proyectos más pequeños que pudieran entrar antes, dado que los proyectos eólicos son más lentos en el desarrollo en Colombia”, agrega.

 

Por otro lado, habló de su fuerte presencia en Chile, uno de los países más atractivos de la firma: “Es un mercado de crecimiento muy potente. Tenemos un portafolio muy grande y balanceado de unos 3,5 gigavatios y estamos intentando incrementarlo”.

En este sentido, describió cuáles son las tecnologías que vienen adoptando en esa región: “Tenemos una capacidad en desarrollo amplia de proyectos eólicos en la zona centro-sur y contamos con muchos proyectos solares en el norte, tanto en desarrollo como en construcción”. 

De esta forma, aseguró que por la situación sistémica de Chile, trabajan en muchos proyectos de almacenamiento combinados con el proyecto solar para poder extender la curva y suministrar energía también en horas nocturnas.

En efecto, en el momento de la entrevista explicó: “Estamos en fase de construcción de un proyecto bastante grande de almacenamiento que son 130 megavatios con 5 horas de duración, un proyecto combinado con un proyecto solar de 200 megavatios y también un desarrollo asociado con una planta hidroeléctrica de 50 megavatios 5 horas”. 

“Para nosotros el almacenamiento es una realidad en el mercado chileno. Tiene incentivos que no hay en otros mercados, como es la reconexión de la capacidad de la batería. También impacta mucho el salto de precio de horas diurnas y nocturnas que te da también el beneficio del arbitraje de energía”, enfatizó. 

Si bien la regulación en Chile es de las más avanzadas de la región, advierte que los demás países latinoamericanos no se quedan atrás y están mejorando sus leyes en favor de la transición energética: “Hay muchas iniciativas. Queremos provocar el cambio regulatorio en Centroamérica y el Caribe. Buscamos un incentivo regulatorio para que sea remunerado correctamente el servicio que aporta la batería”, argumentó. 

También, hizo un balance sobre su actividad en Latam: “Hemos incrementado el pipeline en 2000 MW en Colombia, Chile y Argentina. Tenemos un pipeline robusto y balanceado entre las tecnologías solar, eólica y de almacenamiento”. 

Por otro lado, habló sobre sus intentos por promover la industria del hidrógeno verde: “Tenemos iniciativas pero creo que el año que viene va a ser muy pronto para hablar de proyectos reales. Estamos buscando proyectos en general que estén por encima de los 100 megavatios por sinergias de tamaño”.

“Para el tema de hidrógeno estamos aspirando a proyectos mucho más grandes de giga, giga y medio, o más. Hoy esta tecnología solo se puede apalancar en macro proyectos. Quizás cuando evolucione la tecnología, baje el precio de electrolizadores y resto de equipos, y se pueda pensar en proyectos más pequeños”, estimó.

Por su parte, según la empresa la energía eólica juega con ventaja en Colombia porque cuenta con un factor de utilización mucho más grande. 

“En Colombia tenemos proyectos con factor de capacidad de 56%. El récord que tenemos en solar es en Chile, en Atacama, que es el mejor recurso probablemente del mundo, y estamos en torno a 35. Hay una diferencia muy sustancial”, comparó . 

“En muchas de las ubicaciones que tenemos es una curva de generación mucho más plana. La solar está muy restringida a las olas solares y eso también afecta mucho en la utilización”, concluyó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *