Según anunciaba el Ministerio de Energía y Minería de la Nación el año pasado, “en el primer semestre de 2018” se estarían licitando “1.550 km de nuevas líneas de 500 kV”, bajo el esquema de Participación Público Privado (PPP) -donde el Estado se asocia con el sector privado para llevar adelante una obra-.

La ampliación de líneas que se ponen en juego serían cinco:

  • Interconexión ET Charlone (noroeste BA) – ET Plomer (GBA);
  • Interconexión ET Vivoratá (sureste BA) – ET Plomer (GBA);
  • Interconexión ET Atucha II (norte BA) – ET Plomer (GBA);
  • Interconexión ET Puerto Madryn (Chubut) – ET Choele Choel (Río Negro);
  • Interconexión ET El Rodeo (San Juan) – ET La Rioja Sur (La Rioja).

La iniciativa forma parte de un plan integral de licitaciones bajo el esquema PPP. En este momento, el Ministerio de Transporte está llevando a cabo una compulsa para el desarrollo de la “Red de Autopistas y Rutas Seguras”, donde  adjudicará seis corredores en Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Mendoza y Santa Fe, por una inversión de 6 mil millones de dólares para un total de 3.353 kilómetros de rutas.

La fecha de cierre del proceso está planificada para entre el 16 de mayo y el 1 de junio. Luego de esta, tendría lugar el inicio de la licitación de redes eléctricas, de acuerdo al plan oficial.

No obstante, fuentes del sector privado señalan que la crisis financiera desatada esta semana obligará a que se postergue unos meses más el lanzamiento de esta licitación. Una de ellas, conocedora de los movimientos de la compulsa, sostiene que funcionarios de gobierno ya hablan de que podría lanzarse entre fines de agosto y septiembre.

Lea también: «Las líneas de transmisión eléctrica que el Gobierno consensuó para llamar a licitación»

Al respecto, Mariano Lamothe, Director de mercados de energía, minería e infraestructura de la consultora ABECEB, analiza en diálogo con a este medio: “si sigue todo como hoy, no sé quién podría presentarse a la licitación, porque el riesgo del cierre financiero es alto”.

Por su parte, el actual consultor y ex Subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Paulo Farina, coincide con el Director de ABECEB y opina que “con este nivel de incertidumbre no tiene ningún sentido salir con las PPP”.

Para el ex funcionario, el Gobierno primero deberá resolverse el grave problema financiero que se generó en la Argentina. Y la alternativa que hoy barajan es llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual demorará algunos meses.

“Cuando se presentaron las ofertas de PPP del sistema vial, las tasas a 10 años de Argentina estaban a 6,20/6,30 (por ciento en dólares), y hoy está a 7,5”, compara Farina en diálogo con Energía Estratégica. Explica que cada punto porcentual, a ese plazo, encarece la obra entre un 6 y un 7 por ciento más.

“Es recomendable que esto (por la licitación) salga en los próximos 3 meses, cuando haya mayor estabilidad; pero con tasas de interés muy altas y el riesgo país casi a 500 puntos básicos, no es viable”, razona el consultor.

“Si se hace una oferta sin saber si se cerró el acuerdo con el FMI, no se sabe si la tasa argentina va a ser del 7,5, 8 o bajará de nuevo a los niveles ‘pre-crisis’. No se puede tener claridad sobre cuál va a ser el costo financiero”, redunda Farina.