Advierten dificultades para importar paneles solares en Argentina

Los módulos fotovoltaicos no están considerados como bienes de capital según una resolución pasada del gobierno, pero desde CADER ya enviaron una nota a las autoridades y confían en que se resolverá en el corto plazo.


Argentina atraviesa un momento de complicaciones a la hora de importar algunos productos necesarios para la construcción de proyectos renovables, como por ejemplo por no estar alcanzados por licencias no automáticas de importación, que no están siendo autorizadas por la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial.

Y uno de los hechos más notorios se da en la importación de paneles solares, ya sea para el segmento de generación distribuida como también para la utility scale. 

“A pesar que son un bien de capital, no están incluidos en una publicación del Ministerio de Desarrollo Productivo y la Aduana, respecto de las posiciones arancelarias con trámite expedito y las que necesitaban aprobación para la importación, en función de la capacidad adjudicada que cada empresa tenía para las importaciones anuales”, explicó Marcelo Álvarez, presidente del Comité de Energía Solar Fotovoltaica de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER).

Y a eso se debe considerar que si un importador de paneles FV tiene un registro muy chico y capacidad limitada para traer productos de fuera del país, la autorización será directamente proporcional, ya que va en función de los antecedentes del año anterior y de la cantidad permitida de dólares destinados a ello. 

“Una parte del problema es la capacidad (o no) de traer de afuera los módulos en tiempo y forma, que justamente es lo más caro del componente importado. Mientras que otro tema es que el costo de importación se disparó antes de la guerra de Ucrania y Rusia. Y el valor del container por traer pequeñas cantidades es altísimo, lo que influye en el precio del mercado interno”, agregó. 

Ante esa limitante de que los paneles no estén considerados como bienes de capital en la actualidad, la propia CADER le envió una nota al Ministerio de Desarrollo Productivo sobre las posiciones arancelarias correspondientes, con el objetivo de destrabar tales inconvenientes a los que se enfrentan las empresas del país. 

Y pese a que todavía no tuvieron respuesta formal del gobierno, desde la Cámara son optimistas en que se resolverá y que se incorporará a ese tipo de sistemas en una rectificación que resuelva este problema en el corto plazo. 

“Entendemos que desde el Ministerio están revisando todo lo dejado afuera. Y seguramente se estará por incluir a los paneles en la enmienda que saldrá próximamente como posición arancelaria de libre de trámite adicional”, reconoció Álvarez en diálogo con Energía Estratégica

“Eso solucionaría buena parte del problema y dejaría de haber restricción, tan solo mediante una resolución del Ministerio de Desarrollo Productivo en la que se aclare que el módulo no ocupa la categoría actual”, amplió el especialista. 

“De ese modo, declarándolos como bienes de capital también se evitaría un impacto negativo en los precios locales de los sistemas solares”, continuó. Hecho que podría dar un mayor empuje a la industria fotovoltaica y para avanzar con la transformación de la matriz energética de Argentina. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com