Adjudicarán 28 proyectos de transmisión eléctrica en Perú por US$ 2.200 millones entre el 2023 y 2024

Este año, PROINVERSIÓN adjudicará 10 proyectos por aproximadamente US$ 1,300 millones, en beneficio de más de 10 millones de peruanos. El resto se llevará adelante en 2024, cuyas licitaciones están agrupadas en cuatro procesos, por un monto total cercano a los US$ 900 millones.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

El sistema de transmisión eléctrica en Perú ha experimentado un proceso de expansión y mejora en los últimos años para garantizar una mayor confiabilidad y capacidad de transporte. 

Se han construido nuevas líneas de transmisión y subestaciones, además de llevar a cabo la modernización y ampliación de las instalaciones existentes.

En efecto, este año la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (PROINVERSIÓN) informó que prevé adjudicar 28 proyectos de líneas de transmisión eléctrica y subestaciones por un monto cercano a US$ 2,200 millones en el periodo 2023 – 2024, fortaleciendo el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN).

Se trata del principal organismo encargado de la transmisión de energía eléctrica en Perú que permite la integración de las diferentes fuentes de generación y la distribución eficiente de la energía eléctrica en todo el país.

En lo que va del año, la entidad ya adjudicó dos proyectos eléctricos: Enlace 220 kV Ica – Poroma, ampliaciones y subestaciones asociadas e ITC Enlace 220 kV Cáclic – Jaén Norte, ampliaciones y subestaciones asociadas, con un costo de inversión total de US$ 73 millones. Ambos desarrollos permitirán atender con eficiencia y calidad el continuo aumento de la demanda de energía eléctrica en los departamentos de Ica, Amazonas y Cajamarca.

El siguiente proyecto que se adjudicará, en julio, será la Línea de Transmisión 500 kV Subestación Piura Nueva – Frontera, una iniciativa de US$ 220 millones de inversión estimada que brindará seguridad de suministro de energía para Perú y Ecuador, incrementando la confiabilidad y la capacidad de transporte de electricidad.  El proceso ya cuenta con cuatro postores con gran experiencia en el desarrollo de proyectos eléctricos en la región Latinoamericana.

Para el tercer trimestre de 2023 la entidad tiene previsto adjudicar dos grupos de proyectos que incluyen siete proyectos eléctricos en total.  

En el primer grupo están los proyectos: Enlace 500 kV Huánuco-Tocache-Celendín-Trujillo y Enlace 500 kV Celendín-Piura, que comprenden líneas en 500 kV cuyas longitudes suman aproximadamente 1,044 km y requieren un monto de inversión total estimado de US$ 830 millones.

El segundo grupo está integrado por cinco proyectos por US$ 180 millones de inversión estimada, que conforman Enlace 220 kV Belaunde Terry – Tarapoto Norte; Enlace 500 kV San José –  Yarabamba; Enlace ITC 220 kV Piura Nueva – Colán; ITC SE Lambayeque Norte 220 kV con seccionamiento; y Subestación Piura Este. Estos proyectos permitirán atender la demanda de energía en la zona sur, norte y noreste del país.

De esta forma, en el 2023, PROINVERSIÓN adjudicará 10 proyectos por aproximadamente US$ 1,300 millones, en beneficio de más de 10 millones de peruanos.

En tanto al próximo año, la Agencia de Promoción de la Inversión Privada cuenta con una cartera de 18 proyectos de líneas de transmisión eléctrica y subestaciones, cuyas licitaciones están agrupadas en cuatro procesos, por un monto total cercano a los US$ 900 millones.

Estos son los proyectos que el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) encargó a la agencia en febrero del presente año en el marco del Plan de Transmisión 2023 – 2032.

Entre los proyectos a adjudicarse en 2024 están:

  • Nueva Subestación “Hub” Poroma (Primera Etapa) y Enlace 500 kV “Hub” Poroma – Colectora, ampliaciones y subestaciones asociadas.
  • Nueva Subestación “Hub” San José – Primera Etapa y Enlace 220 kV “Hub” San José – Repartición (Arequipa), ampliaciones y subestaciones asociadas (Proyecto ITC).
  • Nueva SE Marcona II y Enlace 138 kV Marcona II – San Isidro (Bella Unión) – Pampa (Chala), ampliaciones y subestaciones asociadas (Proyecto ITC)
  • Enlace 500 kV Chilca CTM-Carabayllo, Ampliación de Transformación y Reactor de Núcleo de aire en SE Chilca CTM.
  • Enlace 220 kV Aguaytía – Pucallpa, subestaciones, líneas y ampliaciones asociadas.
  • Reconfiguración Enlace 220 kV Chavarría – Santa Rosa – Carapongo, líneas, ampliaciones y subestaciones asociadas.
  • Enlace 220 kV Planicie – Industriales, ampliación a 3er circuito.
  • Enlace 138 kV Abancay Nueva – Andahuaylas, ampliaciones y subestaciones asociadas.
  • Nueva Subestación Muyurina 220 kV, Nueva Subestación Ayacucho, LT 220 kV Muyurina-Ayacucho, ampliaciones y Subestaciones asociadas.
  • Nueva Subestación Palca 220 kV, LT 220 kV Palca-La Pascana, ampliaciones y Subestaciones asociadas (Arequipa).
  • Enlace 138 kV San Román – Yocara – Maravilla (Juliaca), ampliaciones y subestaciones asociadas.

La ejecución y puesta en operación de los proyectos que se adjudicarán este año y el próximo permitirá incrementar la confiabilidad y capacidad del sistema eléctrico nacional que hoy cuenta con aproximadamente 30,000 kilómetros de línea de transmisión.

De esa longitud, más de 16,000 kilómetros son redes en alta tensión (destacando 3,500 kilómetros de líneas de 500 kV) necesarias para minimizar las pérdidas de energía eléctrica y llevar energía de bajo costo a las zonas con menor disponibilidad de energía barata en el país.

No obstante, especialistas afirman que todos estos proyectos vienen demorados y que es menester que aceleren los tiempos.

En efecto, Edmundo Farge Inga, el CEO de Batech, la compañía peruana especializada en la venta de equipamiento en subestaciones y centrales eléctricas afirma en conversaciones con Energía Estratégica: “El Gobierno debe acelerar estos proyectos que tienen retrasos para evitar generar congestión en el sistema eléctrico y evitar los impulsos a precios más altos de electricidad que afectarán a los usuarios finales”.

“Con estas demoras, se posterga la operación comercial de diversos proyectos en base a energías renovables no convencionales de bajos costos, poniendo en riesgo la continuidad del suministro de electricidad por falta de generación eficiente e infraestructura de transmisión”, continua.

Los planes de transmisión del COES de cada quinquenio deben ir en sintonía con las licitaciones de Proinversión. Los retrasos siempre perjudican lo planificado. Tener mayor infraestructura para las generadoras renovables en el tiempo programado es el óptimo”, insiste.

 

1 Comentario

  1. Abel Salazar Chinchilla

    Con la experiencia de la Red Dorsal que esta siendo saboteada, recomiendo que PROINVERSION inserte que en cada LT q se construya debe estar el cable OPGW destinado a la Red Dorsal para cerrar las brechas de conectividad. Esta inserción debe ser como el proyecto MAMO y no como los de ATN y ATS.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *