ACESOL enfatizó en lograr más interacción entre todos los segmentos del sector energético de Chile

Darío Morales, director ejecutivo del gremio, subrayó durante FES Chile la importancia de entender la complementariedad de las tecnologías de la industria para alcanzar una matriz energética más limpia.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Darío Morales, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL), participó de la cumbre Latam Future Energy Southern Cone Renewable Summit, organizado por Future Energy Summit (FES) en el Hotel Intercontinental de la ciudad de Santiago, Chile.

Durante su exposición ante una sala repleta de referentes de la industria renovable de la región, analizó el avance tecnológico en cuanto al almacenamiento y próximos desafíos y oportunidades para que Chile logre sus metas ambientales y a futuro pueda volverse 100% renovable. 

“Las inversiones que se hagan de almacenamiento en distribución y en generación, afectan a otros segmentos de la cadena, como a la transmisión y al mercado mayorista de gran escala. Por lo que seguir pensando en un marco regulatorio con estos segmentos tan separados, sin interacciones de mercado, nos impedirá tener una transición energética eficiente y que no tenga mayores costos”, apuntó.

“Nos preocupa que toda la conversación de la reforma del mercado de la energía se sigue centrando en un cierto paradigma y segmento de la generación, pero no vemos las interacciones que se producen entre los distintos segmentos”, agregó.

Cabe recordar que Chile cuenta con una regulación en distribución con más de 40 años, pero hay consenso entre los diferentes gremios del sector energético para llevar adelante una reforma integral como parte del proceso de transición energética que atraviesa el país. 

Hecho que podría ayudar a reducir el consumo e importación de combustibles fósiles, dado que en 2021 Chile importó USD 13301 millones de combustibles fósiles, mientras que la suma ascendió a los USD 20000 millones. 

Es por ello que Darío Morales remarcó la importancia de entender la complementariedad de las distintas opciones que hoy forman parte del abanico tecnológico del mercado energético, a pesar que las fuentes de generación y los actores de la industria pueden competir sobre quién y cómo suministrar cada MWh de energía. 

“Hay un nivel de generación distribuida y de gran escala razonable, un nivel de expansión de la transmisión y de la distribución que debiese ser óptimo; y en la medida que sigamos mezclando y viendo estos puntos de manera separada, no lograremos las sinergias ni la eficiencia”, subrayó el especialista. 

Bárbara Yáñez: “Todos los proyectos se están desarrollando con almacenamiento pero falta regulación”

De acuerdo a ACESOL, la matriz eléctrica descarbonizada representa alrededor del 22% de todos los usos energéticos de la economía de Chile, mientras que el 78% restante es parte aún proviene de procesos de combustión. 

Por lo que allí tanto la energía solar podría jugar un papel fundamental para hacer frente a los desafíos y necesidades del restante 78%, ya sea mediante proyectos de gran escala, PMGD o de generación distribuida, y no necesariamente sólo a través de sistemas fotovoltaicos. 

“Parte de nuestras actividades como Asociación Chilena de Energía Solar también es dar un impulso a la energía solar térmica, tanto a nivel residencial como comercial e industrial. Al igual que creemos que las medidas de eficiencia energética también son extremadamente relevantes”, aclaró el director ejecutivo del gremio.

A ello se debe añadir que, en reiteradas ocasiones, desde ACESOL destacaron la importancia de incrementar el límite actual de 300 kW a 500 kW en las conexiones Net-Billing, como también de avanzar en la materia, a tal punto que un estudio reveló que Chile podría alojar entre 6 y 12 GW de potencia máxima de generación distribuida

Incluso, la iniciativa de aumentar el tope en Net-Billing está dentro del proyecto de ley que impulsa la participación de las energías renovables en la matriz energética nacional, más conocido como “ley de cuotas”; pero desde su media sanción en la Cámara de Diputados a principios de abril del 2023, todavía no tuvo el tratamiento parlamentario en el Senado. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *