ACERA destaca anuncio de proyecto de ley de sistema de almacenamiento a gran escala en el Desierto de Atacama

Se planifica que al 2026 estos sistemas de almacenamiento estén operativos, por lo cual, nos comprometemos a colaborar a que esta medida se complemente con otros refuerzos regulatorios que apunten al corto plazo, entre 2023 y 2026, para apoyar la industria de las energías renovables y la transición energética justa.

La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA) reconoce y valora el compromiso del presidente Gabriel Boric con el desarrollo sostenible, destacado como uno de los tres ejes principales de su Gobierno.

Este compromiso es de vital importancia para el futuro de nuestro país y para la consolidación de las energías renovables no convencionales como pilar del sistema energético chileno.

La propuesta de un proyecto de ley para el desarrollo de un sistema de almacenamiento de energía a gran escala en el Desierto de Atacama es un paso prometedor.

Este proyecto, marcará un hito para América Latina y responde a la necesidad de complementar a la energía renovable eólica y solar que Chile ha logrado instalar en un corto tiempo, para evitar que ésta se pierda por la falta de transmisión y la falta de flexibilidad de la red, y así lograr que los excedentes reutilicen en las horas en las que el sistema eléctrico todavía depende de energía térmica basada en combustibles fósiles.

Es por ello que no debemos perder de vista las urgencias que hoy enfrenta el sector de las energías renovables. El sentido de realismo nos indica que un proyecto de esta magnitud requerirá de tiempo y despliegue en el Parlamento, para lo cual ACERA manifiesta su total disposición para apoyar la tramitación, aprobación e implementación de este proyecto.

Es indudable que se requerirá de un trabajo pre-legislativo y legislativo para que este anuncio reconstituya como una solución concreta a los problemas que afectan a nuestra industria.

Se planifica que al 2026 estos sistemas de almacenamiento estén operativos, por lo cual, nos comprometemos a colaborar a que esta medida se complemente con otros refuerzos regulatorios que apunten al corto plazo, entre 2023 y 2026, para apoyar la industria de las energías renovables y la transición energética justa.

Estamos seguros de que, como ha sido habitual, nuestra institucionalidad regulatoria y el liderazgo de sus autoridades logrará implementar los cambios necesarios para despejar el camino para que las energías limpias logren reemplazar definitivamente a las fuentes fósiles contaminantes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *