ABSOLAR proyecta que Brasil sumará cerca de 10 GW de nueva capacidad fotovoltaica en 2024

Si bien las estimaciones son más bajas que para el 2023, la potencia adicional representaría casi R$ 39000 millones de nuevas inversiones en el sector y con ello, el país superaría los 45 GW operativos.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Brasil cerró el 2023 como año récord para la energía solar. A lo largo de los doce meses el país sumó casi 12 GW de potencia fotovoltaica adicional en la matriz eléctrica, superando los registros del 2022 (11 GW) y las previsiones hechas por la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR). 

Pero con la llegada de un nuevo año y nuevas oportunidades para el sector renovable en el país, desde ABSOLAR confían en que el 2024 será otro año similar para la fuente de generación solar y esperan que Brasil se mantenga entre los principales mercados fotovoltaicos del mundo. 

“Nuestra expectativa para este año es adicionar más de 9,4 GW de capacidad, de los cuales 6 GW serían de generación distribuida (dos tercios del total) y 3,4 GW de generación centralizada en grandes usinas”, afirmó Rodrigo Sauaia, presidente ejecutivo de ABSOLAR.

Esto representa casi R$ 39000 millones en nuevas inversiones en el sector, menos que los cerca de R$ 50000 millones dados en el 2023. Diferencia que no sólo se deberá a la capacidad a instalar, sino también porque el rango de precios de los sistemas disminuyó a lo largo del 2023, lo que significa que, para instalar la misma potencia, se necesitará un volumen menor de inversiones. 

Mientras que en cuanto al número de empleos en 2024, se esperan alrededor 281000 nuevas vacantes abiertas por el sector, por lo que desde la Asociación insistieron en la importancia de seguir trabajando para formar profesionales en el mercado. 

“La proyección es conservadora sobre lo que esperamos sea instalado, pero ese número puede ser mayor durante todo el año si acontecen algunas situaciones favorables”, aclaró Sauaia.

Los factores que se tiene en cuenta la la fluctuación de cambio, la inflación y la tendencia gradual a la baja de la tasa de interés básica que ayuda a reducir el costo de capital y aumentar el acceso a créditos para abaratar el financiamiento de los consumidores que quieren utilizar energía solar y a los emprendedores que hacen plantas. 

Además, en el estudio que determinó las proyecciones, ABSOLAR consideró el aumento de la tarifa de energía eléctrica y la tendencia de reducción de costo de los equipos FV, como también los  nuevos planes y programas anunciados por el gobierno federal. 

Entre ellos se destaca el Nuevo Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) o la reanudación del Programa “Mi casa Mi Vida” (MCMV), sumado a que Brasil presidirá el G20 en 2024 (será en noviembre en Río de Janeiro) y otros factores políticos que podrían afectar a la ecuación del sector. 

“Si llegamos a los valores mencionados, a final de año alcanzaremos cerca de 45,5 GW en operación, lo que consolidará a la solar fotovoltaica como la segunda fuente más grande de Brasil”, remarcó el presidente ejecutivo de ABSOLAR

“El país debe continuar con una posición bastante fuerte y protagonista y se proyecta que Brasil cumpla con, al menos, 2,5% de la potencia solar instalada en el mundo entero durante para 2024 (400 GW totales en el planeta)”, concluyó. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *