18 de mayo de 2017

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

Sorpresa: España termina adjudicando 3.000 MW en la subasta de energías renovables

La eólica ha arrasado con la licitación, en la que todos los ganadores han ofertado el descuento máximo. Endesa (500MW) Gas Natural (650MW), Gamesa (206MW) y Norvento (128MW).

El ‘Quijote’ de las renovables lo ha vuelto a lograr. Pese a que los grandes del sector tenían muchas ganas, el Grupo Forestalia, empresa aragonesa cuyo dueño, Fernando Samper, procede del negocio cárnico, se ha llevado más de la mitad de la subasta. 1.200 megawatios de eólica que se desarrollarán en Aragón, según confirman varias fuentes a este periódico. La compañía va a anunciar una alianza con General Electric para el desarrollo tecnológico de todo su proyecto.

Además, Enel Green Power España, filial de Endesa, ha ganado algo más de 500MW y Gamesa 206,40, según señalan distintas fuentes del sector. Otro importante jugador en esta partida ha sido Gas Natural Fenosa, que se ha llevado más de 650MW. La subasta, aunque se proyectó para 2.000MW, quedaba la posibilidad de que se ampliara a 3.000, como finalmente ha sucedido.

Todos ellos con proyectos eólicos, que han sido casi el 100% de la subasta. Entre los adjudicatarios también se ha metido la gallega Norvento, que ha conseguido 128MW, tal y como ha podido saber este diario. Cobra se ha llevado 10MW y X-Elio 9MW, cantidades mínimas donde ha habido un pequeño porcentaje de fotovoltaica.

A falta de conocer los últimos adjudicatarios, fuentes del sector comentan que no habrá más gigantes dentro de esta puja. Ni Iberdrola, ni Acciona se espera que estén entre las empresas que faltan. La casación ha terminado a las doce de la mañana y aún falta que se resuelvan los posibles recursos a esta subasta desarrollada por OMIE, con lo que el resultado final todavía podría variar. Además, la CNMC tiene 24 horas para validar el resultado final.

Los ofertantes pujaban por paquetes de 200MW, de los que Forestalia se ha llevado seis de ellos

En la subasta, las agraciadas han lanzado ofertas con el descuento máximo que podían, por lo que el Ministerio logra ahorrar el máximo de ayudas que contemplaba la normativa que desarrollaba esta subasta, la última muy probablemente antes de 2020, momento en que el país debe tener un 20% de producción de energía renovable por el compromiso adquirido con Bruselas. Estos descuentos máximos es probablemente lo que haya animado a Energía a subastar 1.000MW, dado el abaratamiento que supone para el sistema.

Lea también: “Datos actualizados: cómo creció la potencia instalada eólica en España en 2016”

Los ofertantes pujaban por paquetes de 200MW, de los que Forestalia se ha llevado seis de ellos. Además del precio de descuento que ofrecieron, había otros criterios que han decantado la balanza hacia la empresa aragonesa. Por un lado, las horas de funcionamiento de generación eléctrica. Este era un punto controvertido. Energía le daba en la Orden Ministerial más horas de producción anual a la eólica que a la fotovoltáica, un criterio que prevalecía en caso de empate. El resultado ha sido que todos los megavatios subastados han ido a parar a grandes proyectos eólicos. Además, otro criterio de desempate era el volumen de megavatios a adquirir. Aquí Forestalia se ha tirado el órdago a la grande con 1.200MW.

El grupo Forestalia cuenta ya con una asignación de 1.500MW eólicos. A los 1.200MW que ha ganado en la subasta de hoy hay que sumar los 300MW que se llevó en 2016, cuando dejó boquiabiertos a todos los grandes del sector con una oferta a derribo. En esta segunda subasta, el Ministerio triplicó los avales a presentar para asegurarse de que los proyectos gozaban de la viabilidad financiera necesaria. El proyecto de Forestalia rondará los 1.200 millones de euros. De los cuales, la empresa aragonesa ya tiene que poner un aval cercano a los 72 millones de euros. El gran desarrollo que le espera ahora será en conjunto con General Electric, lo que explica la fortísima apuesta que ha hecho la compañía.

UNEf elevará su denunia a la UE

Energía dio a conocer la subasta como tecnológicamente neutra. Sin embargo, desde el sector fotovoltaico se consideró que estaban agraviados. Tanto es así que la Unión Nacional de Empresas Fotolotaicas (UNEF) presentó un recurso en el Tribunal Supremo contra la normativa que en caso de empate les daba menos horas de producción y por tanto desventaja en caso de empate. Aunque la subasta ya se ha producido, este procedimiento ante la justicia sigue su cauce. No obstante, fuentes del sector consideran que tiene muy difícil que prospere.

A pesar de ello, tras finalizar la subasta, que ha terminado sin un solo megavatio se vaya a la fotovoltaica, UNEF ha señalado que presentará una denuncia ante la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea, por entender que la puja incumplía el principio de neutralidad tecnológica. “No permiten demostrar nuestra competitividad”.

En esta subasta, la eólica podía hacer un descuento máximo sobre la inversión a realizar del 66,01%, mientras que la fotovoltáica podía descontar un 59,84% sobre la inversión a realizar. El resto de tecnologías podían hacer un descuento de casi el 100%.

Fuente: El Confidencial.

Dejanos tu comentario sobre este artículo