07 de noviembre de 2017

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli
[email protected]

SolarCoin, la divisa que promete la expansión de la fotovoltaica en el mundo

El valor de la moneda digital está creciendo desde que se creó, en enero del 2014. ¿De qué se trata, cómo se adquiere un y qué presencia está ganando el SolarCoin? En una entrevista para Energía Estratégica, Alberto Rosandi, Director de la firma EIyS S.A., brinda precisiones al respecto.

Hace ya más de 3 años se lanzó la divisa internacional que apunta a promover el desarrollo mundial de la energía solar fotovoltaica: el SolarCoin.

Esta moneda digital funciona a través de la plataforma blockchain, red global descentralizada en donde se asientan todas las transacciones de bitcoins del mundo.

Allí se registra la cantidad de SolarCoin que pudieran llegar a generar aquellos usuarios que se autogeneren energía a partir de fuentes de energía solar fotovoltaica. Los propietarios de sus instalaciones reciben un SolarCoin por cada MWh que produzcan.

“La idea es crear una red global de instalaciones solares para que la gente pueda empezar a usar este activo digital como un medio para comprar, comerciar y vender bienes y servicios en esta moneda”, declaró a la prensa François Sonnet, asesor del proyecto SolarCoin y cofundador de ElectricChain.

Si bien al día de hoy cada crédito digital de esta moneda tiene apenas un valor que promedia los 18 centavos de dólar, hay que destacar que a principios de este año su precio era tres veces menor: 6 centavos de dólar por SolarCoin.

Hasta el momento la moneda no es de uso masivo, pero es utilizada por productores de 39 países del mundo, entre ellos la Argentina, Brasil y México, donde sus usuarios fueron premiados con miles de monedas de este ‘dinero solar’.

Además, el SolarCoin ha recibido el reconocimiento y apoyo de entidades internacionales como IRENA (Agencia Internacional de la energía Renovable), Solar Power Europe (Asociación Fotovoltaica Europea) y la Convención para el Cambio Climático de las Naciones Unidas.

En una entrevista para Energía Estratégica, Alberto Rosandi, Director de la firma EIyS S.A., consultora abocada a negocios vinculados a la energía, gestión pública y management operacional, da precisiones sobre cómo funciona esta moneda digital tan disruptiva.

¿Por qué el SolarCoin es importante para gestiones de generación renovable distribuida o para transacciones de contratos entre privados?

Existen a este momento un importante número de conceptos en el análisis de las criptomonedas y de sus tecnologías asociadas; de hecho, hay decenas de ellas con diferentes características, pero la mayoría son similares o derivadas del Bitcoin.

La mayoría de las monedas digitales fueron creadas para descentralizar el sistema de intercambio comercial, pero algunas fueron concebidas para fomentar el desarrollo del cuidado del medio ambiente.

Solarcoin es una moneda que se relaciona con la producción de energía fotovoltaica. La moneda fue creada por una organización sin ánimo de lucro, que busca dar subvenciones a las personas que generan energía solar.

En relación a la generación distribuida y los contratos entre privados, es la base del concepto la figura del ‘prosumidor’ que, en determinados momentos podrían tener excedente de energía en su modelo de auto-producción.

Bajo esta posible realidad habrá un gran número de actores que incidirían en la operación cotidiana del sistema, con ofertas pequeñas y en diferentes apartados horarios; bajo esta circunstancias la tecnología blockchain permitiría la realización de transacciones económicas a través de contratos inteligentes de manera instantánea y descentralizada.

Los contratos inteligentes se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones parametrizadas sin intervención de intermediarios, creando así una ventaja tanto en el ámbito operativo como transaccional del sistema.

¿Cómo convive el Solarcoin con las divisas contantes y sonantes actualmente, y de qué dependerá su expansión a escala mundial?

La realidad es que el sistema bancario que conocemos hoy es antiguo, las nuevas tecnologías y la necesidad de bancarización de un gran número de nuestra población mundial hace necesario la introducción de nuevas metodologías.

Las monedas que hoy conocemos (moneda fiduciaria), surge de que su valor estaba respaldada por el oro, pero luego de diferentes crisis mundiales y principalmente, la crisis financiera del 2008 (en dónde los Bancos Centrales imprimen más moneda ante sus necesidades generando inflación), nació en ese momento como solución las cripto-divisas, estando estas monedas virtuales al margen de la inflación y basándose en los mismos principios que el oro; es decir, la oferta y la demanda es lo que crea su valor.

Legalmente se puede decir que en EEUU se la considera una mercancía y en Europa es un activo. A la fecha entre idas y vuelta, los principales bancos del mundo están buscando implementar estos conceptos relacionados a la moneda virtual y a su tecnología asociada la blockchain.

La evolución se considera inevitable, al igual que la internet en su inicio que transmite información y datos en forma libre, la blockchain transmite valor económico, las cripto-monedas son el futuro de los pagos y transacciones sin intermediación, es decir Per to Per.

Su expansión probablemente lo de su tecnología descentralizada dada que la misma ya no sólo se aplica a las finanzas, sino a rubros tan disímiles como la industria 4.0, la salud, las Smart City, las Pymes, (siendo la blockchain un tercer libro contable que permite la no alteración de sus estados contables), los medios de comunicación y la operatoria de las ONG.

Lea también: “Ley de Distribuida: “no pretendemos poner trabas ni demorar el proyecto””

¿Son positivas las experiencias que se recogen en el mundo, dado que es una moneda que queda ligada a una tecnología en particular (la solar)?

Las experiencias en relación a la utilización de la tecnología blockchain a nivel mundial es importante.

Un gran número de empresas y países están desarrollando proyectos sobre la materia. Entre estos proyectos podemos destacar: Distribuidoras como RWE AG en Alemania y FORTUM OYJ, en Finlandia están analizando las tecnologías blockchain.

Otro ejemplo lo encontramos en Alemania, con un proyecto liderado por Ponton donde se ha creado el primer marketplace de flexibilidad y gestión de la demanda basado en blockchain dentro del proyecto NWE 4.0.

La gigante Siemens formó una sociedad con LO3 Energy para desarrollar una red blockchain para una micro red en Brooklyn (EEUU), y demostrar su funcionamiento al mundo.

Los proyectos continúan y países como Australia, también tienen su desarrollo.

¿Qué tan lejos está la Argentina para que se comience a usar el Solarcoin masivamente?

En lo personal considero que tiene que ver con la inteligencia y conocimiento colectivo.

Puede ser el Solarcoin o cualquier otra cripto-moneda, lo importante es verificar como se adaptan las tecnologías existentes en el país a la nueva agenda mundial en donde lo digital tiene su impronta y al día de hoy ya comienza a introducirse conceptos como Cloud, Inteligencia Artificial, Internet de las cosas; bigdata, blockchain, economía circular e industria 4.0.

El sector público, es decir nuestro Gobierno, es el responsable de asegurar el crecimiento sostenido y estable de nuestra nación y es el que debe establecer un entorno regulatorio que facilite el desenvolvimiento del mercado; en ese contexto, es importante destacar que los modelos existentes (en el marco energético), tendrían dificultades por el momento para dar respuesta a este nuevo entorno transaccional y es allí, donde tecnologías como blockchain pueden aportar soluciones.

Datos en números

  • El SolarCoin tiene menos de 4 años en el mercado.
  • Su proyecto tiene una vigencia promedio de 40 años.
  • 1 MWh equivale a 1 SolarCoin.
  • Su valor se multiplicó por 3 en los últimos 10 meses: de 6 a 18 centavos de dólar.
  • Su visión es la de generar 97.500 TWh de energía solar.
  • Actualmente opera en 39 países, entre ellos la Argentina.

2 Comentario

  1. Eduardo Escales dice:

    Hola buen dia !!! Prestan servicio o colaboración con desarrollos de proyectos , hidroeléctricos o eólicos, hay algún convenio con fabricantes de energía renovable , para solar , paneles y tanques solares , para fomentar el crecimiento y fomentar la importación y exportación de estos productos ? Estoy interesado en esos temas . Desde ya muchas gracias

  2. Hugo F. Carrer dice:

    Es lamentable ver como el gobierno solo se interesa por los mega proyectos (allí donde participan las empresas de parientes y amigos) en desmedro de la generación distribuida, que es la verdadera revolución energética, al eliminar las perdidas por conducción y distribución. Si bien algunas provincias han promulgado leyes al efecto de permitir la generación distribuida, tardan en reglamentar, no dan créditos ni tasas de estimulo, ni siquiera publicitan las oportunidades disponibles y el proyecto de ley nacional duerme en el cajón del “ya veremos”.
    Para peor no hay elecciones a la vista…

Dejanos tu comentario sobre este artículo