04 de abril de 2018

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Las subastas de renovables en Argentina desde la visión de Enel

James Stancampiano, Responsable de Desarrollo de Negocios de Enel Green Power en Sudamérica, habló del presente de las subastas en Argentina, el futuro de los mercados bilaterales y la especial atención que hay que darle a la infraestructura de la red.

En el mes de marzo, la Ciudad de Buenos Aires fue el escenario elegido para importantes eventos del sector. Como parte de un panel que abordó las tendencias y desarrollo de las subastas de energía renovable en Latinoamérica, James Stancampiano analizó principalmente tres temas: las reglas del juego en las subastas, la necesidad de infraestructura de la red y los PPA.

Primeramente, el actual el Responsable de Desarrollo de Negocios de Enel Green Power en Sudamérica destacó la urgencia de implementar en Argentina mecanismos de otras subastas de la región para mejorar las condiciones del mercado argentino. Habló de la alternativa chilena de la diversificación horaria y el mecanismo brasileño de descontratación.

La subasta que lanzó Brasil, bautizada como “Mecanismo de Descontratação de Energia de Reserva”, que fue posible después de la publicación de la Ordenanza nº 151/2017 del Ministerio de Minas y Energía (MME), se lanzó con el objetivo de descontratar proyectos de energías renovables que no lograron financiar su proyecto o que no llegaron a construirlo en los plazos o con los números en los que se pensó.

Al respecto, el empresario de Enel fue riguroso y aseguró que debería existir un mecanismo en Argentina para dar lugar a que otros produzcan cuando algunos no puedan o demoren su producción. Advirtió que ahora que están todos actores dispuestos a trabajar en el mercado las reglas de juego deberán ser mejoradas.

Lea también: «El Grupo Enel invertirá US$ 130 millones en su primera planta eólica en el país»

“Tenemos que ejecutar la voluntad de garantía cuando los proyectos no llegan, puedo ayudarlo 3-4 meses o 6 meses, pero hay que tener mecanismos más flexibles para que el mercado pueda agilizarse y la industria no esté congelada para esperar a un proyecto”.

Además agregó que las grandes energías convencionales o grandes hidroeléctricas demandan entre 5 y 6 años de construcción y eso sería mucho para una industria que no se puede permitir congelar los precios por 5 o 6 años “La industria ya no va en esa dirección. La energía renovable es más barata, llega antes y cuando hay alguien detrás que lo sabe hacer: llega y en un tiempo muy corto”.

Ante la pregunta del moderador de porqué Enel no entró en el mercado argentino de una forma arrolladora como sí lo hizo en otros mercados, James explicó que fueron cautelosos porque el plazo entre el lanzamiento de la licitación y la licitación misma fue muy ajustado y consideraron que el mercado, los bancos, la industria y ellos no estaban listos.

“Siempre cuando decidimos invertir en un país lo hacemos con la cabeza. Esto no significa que tienes una obligación de ir y ganar una licitación (…) Entramos en la manera que nosotros pensamos que era adecuado y que en este momento parece absurdamente elevado, unos 73 dólares. Pero necesitábamos de tiempo para entender la parte financiera e industrial en este contexto”.

Ahora, luego de haber estudiado junto a tecnólogos del país, recorrido las distintas áreas de la industria y entrar en conversación con los bancos, el Responsable de Desarrollo de Negocios de Enel agregó que su empresa tiene la mira no tan focalizada en RenovAr sino en el mercado entre privados, por ello propuso hablar de la “segunda revolución” que para él se espera en Argentina, que son los PPA bilaterales.

Para James, el mercado de RenovAr es muy interesante y sirve para empujar el mercado, para animar a los actores, para invitar a las industrias a aterrizar en el país pero identifica que ahora que están todos los actores en el país hay oportunidad para que los clientes industriales, como ha pasado en otras partes del mundo, empiecen también a encontrarse bilateralmente.

Lea también: «Enel anunció inversiones en Edesur por u$s 1350 millones en cinco años»

“Con Enel tenemos PPA con Google, Facebook, Coca Cola, con empresas muy grandes. Hay una industria que ya entendió que no es sólo ponerse una medalla verde para ser sustentable, el precio es más barato. El mundo va en esta dirección”.

Pero en el contexto de Argentina, augura que no se tendrá un gran futuro de los mercados bilaterales si sigue existiendo la situación riesgo en la cual algunos proyectos “reservan capacidad” al adjudicarse y demorar su obra (con el peligro de que no se concreten) y no dejan espacio para otros proyectos.

En este sentido expresó textualmente: “tenemos que ayudar al regulador a mejorar las reglas de juego porque hay una tremenda oportunidad y no focalizarnos siempre en los mecanismos de la licitación, los precios han bajado ahí, ¡sí! pero en el mundo los precios bajan”.

Además, a lo que se refirió con atención fue a la infraestructura de la red, que tiene especial relación con el espacio para los proyectos de generación. “Tienen que empujar la licitación de interconexión ya. Es crucial. Los autos no pueden andar si no hay autopista, los electrones no pueden ir sin líneas eléctricas”. Esto sería importante para que RenovAr 3 rinda más en capacidad y para que haya lugar disponible para el desarrollo entre privados.

Dejanos tu comentario sobre este artículo