09 de agosto de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica.
[email protected]

Las proyecciones del consumo de los vehículos eléctricos al 2030

Un artículo de Ovidio Holzer, experto en energía.

El Panorama Global del Vehículo Eléctrico 2018 de la International Energy Agency (IEA) ofrece una visión completa del estado de los vehículos eléctricos, infraestructura de carga y políticas en todo el mundo hoy, así como una serie de perspectivas para 2030 en diversos escenarios.

Tipos de autos eléctricos

Los vehículos eléctricos con batería (BEV) utilizan motores eléctricos alimentados por una batería que debe enchufarse a un cargador.

  • Los vehículos eléctricos híbridos (HEV) usan un motor de combustión interna soportado por motores eléctricos y una batería, pero no necesitan cargarse.
  • Los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) son similares a los HEV, pero la batería puede cargarse cuando el vehículo no está en uso.
  • Los vehículos eléctricos con pila de combustible (FCEV) usan un combustible, como hidrógeno comprimido, para generar electricidad que luego alimenta los motores.

Principales hallazgos

Ventas récord en 2017

Más de 1 millón de automóviles eléctricos se vendieron en 2017, un nuevo récord, con más de la mitad de las ventas globales localizadas en China. En este país se lleva el primer lugar con 1.230.000 coches eléctricos vendidos, mientras que se vendieron 820.000 unidades en Europa, 760.000 en EEUU y 300.000 en otros países. El número total de automóviles eléctricos en las calles superó los 3 millones en todo el mundo, una expansión de más del 50% respecto a 2016.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

Participación significativa en el parque automotor en pocos países

Los autos eléctricos tienen una participación significativa en el mercado de unos pocos países. En términos de participación, Noruega sigue siendo el mercado más avanzado del mundo para las ventas de automóviles eléctricos, con más del 39% de las nuevas ventas en 2017. Islandia sigue con un 11,7%, y luego Suecia con 6,3%.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

Los cargadores privados siguen superando en número a la infraestructura de acceso público

Se estimó que los cargadores privados en hogares y lugares de trabajo sumaron casi 3 millones en todo el mundo en 2017. Además, en 2017 había alrededor de 430.000 cargadores de acceso público en todo el mundo, de los cuales, una cuarta parte eran cargadores rápidos. Los cargadores rápidos son especialmente importantes en las ciudades densamente pobladas y también son esenciales para aumentar el atractivo de los vehículos eléctricos al permitir viajes de larga distancia.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

Las baterías son cada vez más accesibles

Se han producido importantes reducciones de costos y mejoras en el rendimiento de las baterías, principalmente gracias al aumento de la inversión y de la producción por la rápida expansión de los productos electrónicos de consumo.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

La perspectiva de los vehículos eléctricos es brillante, pero requiere objetivos ambiciosos

La cantidad de autos eléctricos en las calles llegaran a 125 millones en 2030 según el Escenario de Nuevas Políticas de la AIE. Si  se desea alcanzar los objetivos climáticos y otros objetivos de sostenibilidad, la cantidad de autos eléctricos en la carretera podría llegar a los 220 millones en 2030.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

La mayoría de las personas cargarán sus vehículos eléctricos en casa o en el trabajo

Se espera que los cargadores privados superen en un 10% a los autos eléctricos en 2030. Esto toma en cuenta relativamente menos oportunidades para que los hogares instalen cargadores – a medida que más personas sin acceso a estacionamiento compran autos eléctricos – pero al mismo tiempo aumenta la disponibilidad de cargadores en lugares de trabajo.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

El futuro de los vehículos eléctricos depende de la demanda de materiales escasos

El cambio a autos eléctricos aumentará la demanda de algunos materiales, en particular cobalto y litio. Los desarrollos en curso en la química de la batería apuntan a reducir su contenido de cobalto, y aun teniendo en cuenta esto, se espera que la demanda de cobalto para autos eléctricos sea más de 25 veces mayor en el escenario más ambicioso.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

 Los autos eléctricos pueden ayudar a evitar emisiones sustanciales de CO2

Los vehículos eléctricos representan emisiones de CO2 evitadas significativas, incluso sin descarbonización de la red. Sin embargo, en el Escenario de Desarrollo Sostenible de la AIE, la descarbonización de la red eléctrica podría más que duplicar las reducciones de emisiones de CO2 de la electrificación del transporte.

Fuente: https://www.iea.org/gevo2018/

Fuente: Economía de la Energía.

Dejanos tu comentario sobre este artículo