15 de enero de 2019

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Incentivos y sostenimiento de las ventas: las expectativas de fabricantes nacionales de equipos de energía solar térmica

La normalización del mercado conllevará ciertos desafíos para las PyMEs productoras de sistemas solares térmicos en el país. En detalle, cuál es el escenario actual y qué avances se esperan para este año.

Un gran logro del 2018 para el sector fue que se haya aprobado el Reglamento Técnico que establece los requisitos técnicos de calidad y seguridad que deben cumplir los colectores solares y sistemas solares compactos que se comercialicen en el territorio argentino. 

El Ministerio de Producción y Trabajo, a través de la Secretaría de Comercio, definió que el objetivo que aquel persigue es garantizar estándares de calidad, preservar la seguridad de los usuarios y establecer medidas de protección relativas al ambiente y la salud. 

En conversación con este medio, Dardo Allaragüe, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica (CAFEEST) y titular de Montajes Rosario consideró una gran conquista que en principio se emitan las normas 210015 y 210022 que detallan los requerimientos que deben cumplir los equipos en el ensayo acordado.

“Para nosotros como Cámara es un logro muy importante porque nos permite que exista una igualdad de condiciones entre equipos nacionales como importados”, dijo el presidente de CAFEEST. 

Lo que restará para este año 2019 será la capacitación para los verificadores de aduana. Esta deberá realizarse oportunamente para que cuando ingresen nuevos equipos de solar térmica en contenedores que vienen del exterior, pasen correctamente por el ensayo que indica la norma. 

Aquella sería la etapa por concluir para poder normalizar el mercado. Mientras que, en el ámbito local, las empresas en el país también verifiquen los equipos nacionales conforme a lo establecido.

Como expectativa creciente, la aparición de nuevos incentivos se hace necesaria para el crecimiento del sector y el debate se instala entre la prioridad o no de la sanción de una Ley que destine fondos para solar térmica. 

Dardo Allaragüe, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica (CAFEEST)

“Creo que va más allá de que haya una Ley o no. Las personas ante el valor que tiene hoy la energía no se va a fijar si hay o no una Ley. Ahora bien, si la Ley va acompañada de incentivo, en ese caso sí sería provechoso para fabricantes y compradores”, reflexionó Dardo Allaragüe. 

Habiendo perdido estado parlamentario el proyecto presentado por la senadora Pamela Verasay, no aparecen nuevas alternativas a la fecha. Al recordar que aquella iniciativa proponía un fondo fiduciario para el desarrollo de energía solar térmica (FOSOL) con un presupuesto de $ 800 millones, el sector empresario queda atento a la posibilidad de que resurja la propuesta.   

“Con los recortes presupuestarios a casi todos los organismos del Estado, financiar un fondo como el FOSOL resulta más difícil que el año pasado. De todos modos vamos a seguir insistiendo con que se traten proyectos de Ley como aquel de la senadora Verasay. Es una Ley que lógicamente nos beneficiaría tanto a fabricantes nacionales, como a importadores que estén dentro de la norma”, detalló Allaragüe.  

Lea también “Se cuadruplicaron las consultas para comprar equipos de energía solar térmica”

Por otro lado, los créditos ofrecidos por el BNA el año pasado para la adquisición de estos equipos habría provocado que aumenten las consulta a fabricantes nacionales, pero no habría sumado muchas más ventas que las que se registraron meses antes de su lanzamiento. 

“En el caso de Montajes Rosario, no impactó en el volumen porque mayormente vendemos a distribuidores y contratistas del Estado que instalan en viviendas del Gobierno termotanques solares. Sin embargo, tenemos conocimiento de que aumentaron las consultas –principalmente porque era tentador que se presente la posibilidad de comprar equipos a 50 cuotas sin intereses–, y de que se efectuaron ventas, pero sólo a titulares de tarjeta nativa, porque el crédito no era a público general”, precisó Allaragüe.

Entre las expectativas compartidas por el titular de Montajes Rosario no hay mucho horizonte de cambio. Con el aumento de las tarifas, este 2019 no se proyecta con ventas mayores que las del año pasado.  

“Nuestras materias primas están dolarizadas y nos aumentan los servicios. Por lo que hoy esperamos primeramente continuar con el volumen de ventas que registramos en 2018. Los industriales tenemos fe ciega en lo que hacemos, nos gusta fabricar y queremos trabajar. La falta de competitividad de una PyME no pasa porque es o no es competente, sino porque no se da el entorno que corresponde para que la PyME puede competir”, concluyó.

3 Comentarios

  1. Almada Atencio dice:

    Me parece muy bien que los gobiernos incentiven ..
    Mientras q no afecten a los ewuipos importados como paso en Mexico..

  2. Javier dice:

    Los equipos de fabricación nacional deben ser certificados en cuanto a la capacidad de producción de agua caliente, en mi experiencia no cumplen con la expectativa del usuario. De no garantizar la prestación térmica van a ganar fama de «no calientan»

  3. Enzo E. Gallardo. dice:

    Existen actualmente insentivos económicos para quienes quieran fabricar termos solares por ej.?. De ser así , cual es la forma y a través de que entidad se puede averiguar a ciencia cierta ?. Gracias.

Dejanos tu comentario sobre este artículo